PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Martes 12 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

Los supermercados argentinos, también con problemas de abastecimiento

Americaeconomica.com / 04-06-2013
La escasez de alimentos no se ha quedado sólo en Venezuela, sino que ha alcanzado a los supermercados argentinos tras ponerse en marcha el plan de congelar los precios de 500 productos el pasado sábado. A pesar de ello, las cadenas de supermercados niegan que haya desabastecimiento, con lo que no están de acuerdo ni los consumidores ni los medios de la zona.

El periódico anti Kirchner por excelencia, Clarín, ha señalado que se han echado de menos algunos productos básicos que estaban en la lista de los “congelados”, como las versiones más baratas del azúcar, la harina, el aceite, el arroz, los fideos, el yogur, la carne picada y la lejía.

En cualquier caso, y pese a lo que opinan la prensa y los consumidores, Juan Vasco Martínez, el director de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), entidad que agrupa a Coto, Disco, Jumbo, Vea, Carrefour, Walmart y otras cadenas que acordaron mantener hasta octubre los precios que tenían el pasado mes de febrero para 500 productos, ha asegurado que todo fue “absolutamente normal, sin problemas”.

A pesar de ello, la prensa del país ha señalado que faltan muchos productos, en concreto el 31% de la lista en locales ubicados en Palermo, Caballito, Recoleta y San Nicolás. Lo mismo ha ocurrido en Coto, Disco y Carrefour de San Nicolás, en pleno centro o en Ridavia y Carlos Pellegrini.

La diferencia entre este movimiento en los supermercados y los anteriores es que en esta nueva etapa, el Gobierno ha difundido los precios de referencia para los productos bajo acuerdo y han hecho una petición a las organizaciones sociales y políticas para que no aumenten.

De todo esto Clarín saca una conclusión y es que el mayor problema no parece ser que suban los precios, sino que haya reservad de los diferentes productos de la lista de 500.