PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 17 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Continúa la polémica con las subidas de sueldo en el consejo de YPF

Americaeconomica.com / 06-06-2013
Un año después de que el Gobierno de Cristina Fernández expropiara YPF a Repsol continúa la guerra. La junta de accionistas de la petrolera argentina aprobó “promover acciones de social responsabilidad” contra el presidente de la compañía española, Antonio Brufau, por el supuesto pago de pluses salariales a los directivos sin recibir el visto bueno de la asamblea.

Según la versión de la Casa Rosada, que niega categóricamente Repsol, sólo en 2011, Brufau habría pagado más de 44 millones de pesos.

Pero en la junta de accionistas también se tomaron otras decisiones. Según publicó el diario Clarin, muy crítico con Cristina Fernández, YPF aprobó unas retribuciones al directorio de 73,3 millones de pesos para este año. Es decir, un aumento del 67% con respecto al dinero que cobró el consejo en 2012.

Con respecto al año pasado, los accionistas aprobaron que el directorio cobrara 44,98 millones de pesos, de los que 11,85 millones fueron a parar a la gestión Repsol-Petersen (hasta el pasado 4 de junio) y los 33,13 millones restantes para la gestión estatal (con Miguel Galuccio y Axel Kicillof a la cabeza) hasta el 31 de diciembre.

En relación a los 73,7 millones de este año, los accionistas decidieron “delegar en el directorio la distribución de la suma propuesta como pago a cuenta, de acuerdo a las disposiciones del Estatuto y a las reglamentaciones de dicho órgano”.

Según detalló el diario argentino, YPF tiene 17 directores titulares y 12 suplentes. No todos cobran lo mismo. Los que tienen gestión ejecutiva (como Galuccio o Rodrigo Cuesta) cobran más que el resto. Los honorarios de Galuccio como CEO y presidente de YPF siguen sin hacerse públicos.