PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 21 de Septiembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

MERCADOS Y FINANZAS Bolivia

Evo Morales lleva al Parlamento su polémica ley para los bancos bolivianos

Americaeconomica.com / 10-06-2013
El presidente de Bolivia, Evo Morales, lleva estos días al Parlamento la futura ley de bancos. Así lo ha comentado el primer secretario del organismo, Marcelo Elío. Tal y como señala el periódico La Razón, esta semana se empezará a tratar la sustitución de la actual Ley de Bancos por la Ley de Servicios Financieros, que tiene siete capítulos y 551 artículos y cuyo debate podría durar en torno a dos semanas.

El pasado jueves la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara Baja aprobó el proyecto de Ley de Servicios Financieros sin cambios de fondo a la propuesta original elaborada por el Gobierno.

Varios gremios estuvieron presentes durante la toma de esta decisión y muchas de ellas pidieron ampliar el debate durante algo más de tiempo, mientras que el presidente de la comisión legislativa, Javier Zavaleta ha asegurado que el sector no quiere mucha financiación, “mientras menos, mejor”, aseguró.

El secretario de la Cámara de los Diputados ha comentado que esta ley no está hecha a la medida de los banqueros, “sino a la de la población boliviana”. En concreto, el texto observa la regulación de las tasas de interés para los créditos productivos, mediante decreto.

Hace unos meses, el mismo periódico que comenta todo esto informó del riesgo en la seguridad que estas nuevas medidas podrían propiciar en el sistema bancario. De hecho, el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos (Asoban) boliviana, Nelson Villalobos, señaló que “un control de tasas de interés o la imposición en cartera podría debilitar los criterios prudenciales en la administración de activos de riesgo, que hasta hoy se vienen manejando bajo sanas prácticas y normativa internacional, y podría generar efectos contrarios a lo que se pretende”.