PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 17 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Cristina Fernández rebaja el impuesto de la renta dos meses antes de las elecciones

Americaeconomica.com / 28-08-2013
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha anunciado una rebaja del 80% para el impuesto a las ganancias de los asalariados a dos meses de las elecciones legislativas.

Este cambio en el gravamen, que comenzará a regir con los honorarios de agosto, lo pagaban los trabajadores solteros que perciben a partir de 8.360 pesos (727 euros) de salario bruto y los empleados casados con dos hijos que cobran más de 11.563 pesos (1.105 euros), pero a partir de septiembre, ningún asalariado que perciba hasta 15.000 pesos brutos (1.304 euros) pagará el tributo.

La reducción de este impuesto, que es equivalente al IRPF español, es algo que los sindicatos (sobre todo los contrarios a la política de la presidenta, con la CGT de Hugo Moyano a la cabeza) venían pidiendo desde hace meses y que ha llegado a cristalizar en huelgas y movilizaciones en todo el país.

Como no podía ser de otro modo, las reacciones por parte de los sindicalistas contrarios a la presidenta no se han hecho esperar. Facundo Moyano, diputado del FPV e hijo del líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, ha comentado en Twitter que “ojala hubiera sido antes y no para un usufructo politiquero”.

Por otro lado, no deja de ser curioso que el anuncio haya llegado dos meses antes de las elecciones legislativas y 18 días después de las primarias, cuando el Kirchnerismo sufrió un revés político al perder la mitad de los votos, que se interpretó como un ‘castigo’ a la gestión de Cristina Fernández.

La presidente ha anunciado esta noticia en un encuentro en la Casa Rosada con empresarias de diferentes sectores e implicara un esfuerzo fiscal de 4.495 millones de pesos. Para compensarlo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) ha propuesto gravar con el 15% a la compra-venta de acciones y títulos públicos que no cotizan en Bolsa y 10% a la distribución de dividendos de empresas.