PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 17 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

La tasa de ocupación argentina cae a cotas de hace cinco años

Americaeconomica.com / 20-05-2014
El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) argentino ha admitido la debilidad del mercado laboral. En el primer trimestre del año, la tasa de empleo ha sido la más baja en casi cinco años.

Según recoge el diario argentino La Nación, la leve baja que el organismo ha anunciado en la tasa de desempleo, ha tenido que ver con que muchos argentinos dejaron de buscar trabajo, no porque lo encontrasen.

En cifras, durante los primeros tres meses del año, el organismo ha asegurado que la tasa de empleo en los principales cascos urbanos del país fue de 41,8%, 0,4 puntos menos que en el mismo período del año anterior. Es decir, el porcentaje de ocupados dentro de la población total actualmente es menor que un año atrás.

En concreto, la tasa de empleo del primer trimestre fue la más baja desde el segundo trimestre de 2009 (también 41,8%), año en que, según el Indec, la economía creció apenas 0,1% y según los estudios privados se contrajo 3%.

Para el jefe de Investigaciones del Instituto para el desarrollo social argentino (Idesa), Jorge Colina, la baja en la tasa de desocupación se explica, principalmente, por las personas que dejaron de buscar trabajo. Mientras que Agustín Salvia, del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), ha comentado que “en el último semestre se viene resintiendo la demanda agregada de empleo tanto del sector formal como informal de la economía. Esto ha hecho que caiga la tasa de actividad, que haya menos personas buscando empleo”.

Ambos estudiosos coinciden con el informe del Ministerio de Trabajo: “del análisis de los comportamientos conjuntos del desempleo y la población activa puede decirse que estas personas, antes desocupadas, se retiraron del mercado de trabajo disminuyendo la presión de la oferta”, señala.