PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 15 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

EL CAFÉ DE LAS ARTES Argentina

Miranda!

Americaeconomica.com / 31-07-2014
¿Puede el pop euforizante y veraniego salvar al mundo? Probablemente no. Pero mientras haya una mínima posibilidad de conseguirlo, esta claro que Miranda!, la banda más refrescante de Argentina lo va a seguir intentando.

Descarados, como un gin-tonic fesquito o las burbujas de una copa de champán. Ochenteros por vocación y sin complejos y herederos de un sonido que abanderan bandas inoxidables como Pet Shop Boys o los españoles Fangoria, sus socios habituales, los Miranda! acaban de lanzar 'Safari' un disco que, como mínimo te arrancará una sonrisa antes de robarte el corazón.

En el mundo de Miranda! sólo hay sitio para las canciones, las grandes canciones, que nos proponen Ale Sergi, Juliana Gattas, Monoto, Ludo, Gabi y Anuk los componentes de esta autodenomimada banda de electropop melodramático que acumula 289.000 seguidores en twitter y sigue subiendo.

¿Comerciales? Por supuesto. Pero, con el pulso justo para animar el baile y conducir a la concurrencia hacia el desenfreno más saludable, sin descuidar unas letras que pueden dejarte pensando mucho más tiempo del que te gustaría. Sobre todo en temas como 'Sólo lo sabe la luna', en el que abordan el lado oscuro de las relaciones personales.

Y hay unos cuantos hits en potencia más en este interesante álbum, canciones como 'Fantasmas', 'Extraño' y otras tantas, que también muestran su potencia, despojadas de todos sus ropajes en las versiones acústicas que la banda ha incluido como regalo en el disco.

Cada nuevo álbum supone una flamante historia de éxito a la que sólo le falta adquirir la dimensión panamericana que merece para convertirse en lo que debería ser: un grupo para la historia del pop en castellano, que no podría ser lo mismo sin su aportación.