PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 15 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

Argentina entra en suspensión de pagos trece años después del ‘corralito’ de 2001

Americaeconomica.com / 31-07-2014
Después de una negociación que el Gobierno argentino ha aprovechado hasta el último momento, Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Grisa para el caso de los ‘fondos buitres’, ha emitido un comunicado en el que señala que “Argentina ha entrado en suspensión de pagos”.

El mediador ha advertido que e ‘default’ técnico no es una mera condición técnica, sino un “hecho real y doloroso que hará daño a la gente real”, en concreto a los ciudadanos argentinos, a los tenedores de bonos y a los inversores extranjeros. Según él, a pesar de que las consecuencias del incumplimiento de la deuda por parte del Gobierno argentino no son predecibles, “ciertamente no serán positivas”.

Pese a las duras palabras de Pollack, el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, que se trasladó hasta Nueva York para ofrecer una alternativa al pago, ha negado la mayor y ha asegurado que ahora no ocurre lo mismo que en 2001, en esta ocasión lo que sucede “no es relativo a la solvencia ni a la voluntad de pagar de la República Argentina”.

El ministro ha culpado al juez Thomas Griesa de haber formado “un rompecabezas jurídico” que ha producido esta situación, aunque ha mostrado su intención de seguir negociando siempre que se respeten los intereses y las leyes argentinas. Además también ha hablado de la decisión de la agencia de calificación Standard & Poors de poner la deuda argentina, igualmente en suspensión de pagos (SD). “¿Quién cree en las agencias calificadoras a estas alturas, Quién piensa que son imparciales?”.

Después de que Argentina no hubiera pagado los 401 millones de euros a sus acreedores el 30 de junio (era la fecha que debería haberse hecho efectivo el pago) el país contaba con 30 días de prórroga que vencieron ayer y de los que poco sacó.

La propuesta de Kicillof que suponía que la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba) ofrecía a los fondos litigantes 250 millones de dólares en garantía ha sido desestimada. Pese a todo ello, el ministro insiste en que la situación no llegará hasta las cotas del ‘corralito’ de 2001.