PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Miércoles 17 de Octubre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

El matrimonio gay y la legalización del aborto, los grandes ausentes en la campaña electoral brasileña

Americaeconomica.com / 02-10-2014
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

En Brasil el matrimonio homosexual y la legalización del aborto, así como la despenalización de la marihuana, son temas muy controvertidos, de ahí que los candidatos presidenciales los hubieran evitado hasta que el pasado domingo explotó en medio de un debate.

Levy Fidelix, el aspirante a la presidencia por el Partido Renovador Laborista Brasileño ha asegurado en el debate del pasado domingo su total oposición a la unió entre personas del mismo sexo. Ante ello, ninguno de los favoritos ha querido mostrar su opinión. De hecho, la actual mandataria Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), la ecologista Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB) y el senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), católico se quedaron callados.

Ante estas declaraciones, las redes sociales y los medios de comunicación echaban humo, pues consideraban necesario que Rousseff, Silva y Neves dieran una explicación y aclararan lo homófogo que había sido el candidato del partido laborista. Los grupos de derechos homosexuales ya consiguieron que el Tribunal Supremo declarase válido el matrimonio homosexual, pero buscan también la legalización del poder legislativo.

Otro tema que ha sido tabú durante el último debate ha sido el del aborto. En Brasil solo está permitida si es consecuencia de una violación, cuando su continuación pone en riesgo la vida de la madre y cuando el feto es anencefálico.

En cuanto a la legalización de la marihuana, Rousseff siempre se ha mostrado en contra y defiende incrementar el combate al narcotráfico y la asistencia a los adictos, mientras que Marina Silva no cree que legalizarla suponga una caída en el narcotráfico y Aécio Neves es tajante: rechaza cambiar la actual legislación.