PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 16 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

MERCADOS Y FINANZAS Argentina

Cae un 1% el trabajo ‘en negro’ de Argentina entre enero y marzo

Americaeconomica.com / 16-06-2015
Cristina Fernández, presidenta de Argentina

Cristina Fernández, presidenta de Argentina

El 31,9% de los trabajadores argentinos no están registrados en el sistema laboral, lo que supone una caída de poco menos del 1% en relación al 32,8% del mismo período del año precedente. En total, son cerca de cuatro millones los trabajadores no registrados.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) la región más afectada por el trabajo informal es el noroeste, en él cuatro de cada diez empleados no están inscritos en el sistema y en el nordeste, el 35,7% de los trabajadores trabajan en ‘negro’.

Mejor situación se ha dado en las provincias de Cuyo, donde el 35,4% de los trabajadores están empleados en negros, mientras que en Buenos Aires, el empleo ‘en negro’ llega al 31,5% de los asalariados. Mientras que en la región pampeana es del 29,8% y en la Patagonia del 29,8%. La situación de informalidad, en cualquier caso, señala La Nación, es similar tanto en las grandes ciudades como en las más pequeñas.

Aunque en general, la mejora de la calidad del empleo se ha producido a pesar de que en el mismo período del desempleo se ha mantenido sin variaciones hasta el 7,1% y la actividad económica apenas ha registrado una variación positiva del 0,5%.

Sobre todo esto, el ministro de Trabajo argentino, Carlos Quemada, ha sacado pecho de la política contracíclica del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para reducir las nuevas cotas de empleo no registrado. A su modo de ver, “hay mucha más tendencia a la formalidad”.

La definición de ‘trabajo en negro’ abarca a los trabajadores que carecen de cobertura social y no hacen aportaciones al sistema de jubilación. Igualmente no tienen convenios colectivos ni entra en las negociaciones salariales de los sindicatos.