PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 20 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

José Dirceu es detenido junto a otras siete personas como parte de las investigaciones de corrupción en torno a Petrobrás

La policía brasileña detiene, por segunda vez, a quien fue mano derecha de Lula
Americaeconomica.com / 03-08-2015
Lula da Silva, ex presidente de Brasil

Lula da Silva, ex presidente de Brasil

De nuevo la corrupción ha vuelto a saltar a la primera plana de las noticias brasileñas y, una vez más, lo ha hecho en relación a quien ocupara uno de los más altos cargos de la administración carioca: José Dirceu. En esta ocasión, el que fuera jefe de gabinete de Lula da Silva entre 2003 y 2005 ha sido detenido como parte de una investigación que habría puesto al descubierto el esquema de corrupción bajo el que se manejaba el gigante estatal Petrobras.

La detención de Dirceu tiene además una enorme significación política ya que fue también un alto cargo del gobernante Partido de los Trabajadores (PT). De hecho, el propio Dirceu ya había estado recluido en prisión después de ser condenado por un caso de compra de votos que también afectó a los gobiernos de Lula da Silva.

Todo ello en un momento, en el que el propio PT y la presidente, Dilma Rousseff no celebran precisamente sus más altas cuotas de popularidad. Con la caída de los precios de las materias primas y la salida paulatina de los capitales especulativos de América Latina con la retirada progresiva de la relajación monetaria en Estados Unidos, Brasil no atraviesa su mejor momento económico y noticias como ésta no ayudan.

Pese a los esfuerzos de la presidenta Rousseff desde que llegó al poder por distanciarse de los escándalos que la precedieron y por marcar a su administración con una patina de incorruptibilidad, la Presidenta no ha conseguido marcar las distancias que hubiera deseado con las viejas formas de proceder. Ahora, el PT vuelve a salir a la palestra en pleno foco mediático de la corrupción. Y para hacerlo aún más doloroso para los petistas, a tan sólo unos días de que Lula saliese de gira a defender al Gobierno de Dilma a través del país.

Según el comunicado emitido por la Polícía Federal esta detención se ha producido además junto a otros siete arrestos y 26 órdenes de búsqueda y captura. Todos ellos serían parte de un esquema de corrupción que se remontaría a hace más de una década y que afectaría a políticos pero también a altos cargos empresariales. Según los investigadores, las más grandes compañías constructoras de Brasil inflaban los precios de los contratos con Petrobrás para repartir después parte de las ganancias.