PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 20 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

Banco Santander cree que la situación de Brasil “es muy difícil” pero que volverá a crecer en 2017

María José Pérez / 19-11-2015
Banco Santander

Banco Santander

Antonio Cortina, director adjunto del Servicio de Estudios de Banco Santander, ha considerado que Brasil se encuentra frente a una situación muy complicada, pero que de cara a 2017 volverá a la senda del crecimiento.

Ha considerado también que Brasil ha tardado en tomar ciertas medidas, a lo que se une el deterioro del entorno internacional y las causas domésticas.

Ha señalado que, a pesar de ello, con las elecciones de 2014 ha habido un cambio en las decisiones políticas, una de ella es la depreciación del tipo de cambio del real brasileño. Igualmente ha señalado que el Banco Central de Brasil ha recuperado la credibilidad con la subida de intereses, la desinversión de Petrobras, reducir la oferta de crédito de la banca pública o las medidas estructurales que equivalen a un 1% o un 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

Con todo ello, la recesión está allí, aunque espera que mejoren las cuentas externas. “La situación es muy difícil por la pérdida de confianza de los agentes, un ajuste fiscal insuficiente y una coalición política débil”.

A pesar de ello, ha considerado que es posible que de cara a 2017 mejore todo el entorno y el país que preside Dilma Rousseff vuelva a la senda del crecimiento dentro de estos dos años.

Por su parte, Fiana Diatri, senior economist de Banco Bradesco, ha considerado que hay que hacer ajustes en los impuestos, las divisas o los precios de la energía y se ha quejado de que el Congreso está bloqueando cada propuesta que hace el Gobierno que preside Dilma Rousseff.

Ha asegurado en su intervención en el Foro Latibex que una parte de la economía se está descalerando, en parte por los escándalos de corrupción que asolan al país. “No hay desarrollo de infraestructuras y mientras estemos en ajuste fiscal es muy complicado invertir en la economía”.

Diatri ha señalado también que para el año que viene se esperan nuevos impuestos, lo que hará que la inflación se acerque mucho más al 6% que al 5% como esperábamos anteriormente. Sobre la divisa ha asegurado que el real brasileño se encuentra muy devaluado. “Debemos tener presente que podrían haber muy malas noticias si no hacemos ajustes fiscales”.

Aunque ha querido poner un punto de esperanza y ha apostado por repensar el ambiente político, cambiar la producción o hacer reformas. Sin embargo es complicado que las reformas ocurran con la oposición diciendo a todo que no. “Sería necesario hacer una apertura de la economía brasileña, lo que es complicado porque incluye importar. Quizás poner el énfasis no solo en el Mercado Común del Sur (Mercosur) sino también en EEUU y Europa”. Para mí, ha concluido, es crítico “hablar de las infraestructuras” porque “Brasil no está preparado para crecer con ellas.