PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Martes 19 de Junio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

El real brasileño estrena el año con caídas del 2,3% lastrado por los datos manufactureros chinos

María José Pérez / 04-01-2016
Reales brasileños

Reales brasileños

El real brasileño ha estrenado 2016 con caídas del 2,3% hasta las 4,031 unidades por dólar, lo que supone su retroceso más pronunciado en tres meses. Los datos manufactureros chinos del índice de la fábrica Caixin han sumado 48,2 puntos en diciembre, lo que ha dañado a la moneda brasileña.

Se trata de la racha más larga de caídas desde 2009, tal ha sido el caso que se ha vivido una ola de ventas que ha parado las operaciones de la Bolsa de Shangai, que ha cerrado por primera vez en su historia.

Como recuerda Bloomberg, la economía brasileña depende mucho del gigante asiático y este suceso no hace sino ahondar en las malas perspectivas del país que preside Dilma Rousseff.

En el caso de la divisa brasileña, ha sido la que peor se ha comportado en 2015 de las 16 principales divisas. Las malas cifras económicas del país, así como los intentos del Ejecutivo de tomar medidas en medio de un proceso para destituir a la mandataria no dejan de pasar factura al país latinoamericano.

2015 ha sido un año complicado para Brasil. Ha sido durante estos doce meses cuando se ha descubierto el escándalo de la petrolera estatal Petróleos Brasileños (Petrobras), en el que, presuntamente, se inflaban contratos para que empresarios y políticos sacasen tajada. Muchos de ellos ya están encarcelados.

La trama ha salpicado a miembros del Partido de los Trabajadores (PT) , al que pertenecen la presidenta y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva, lo que les ha restado credibilidad en la opinión pública y han propiciado el juicio político a Rousseff.

Si ello se le suma el pobre desempleo de la economía china y el cierre de la Bolsa de Shangai, el antaño país con la economía más fuerte de Latinoamérica se enfrentaría a la mayor recesión de su historia.