PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 18 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MATERIAS PRIMAS Brasil

Petrobras anuncia que desde este año hasta 2020 reducirá su producción un 3,6%

María José Pérez / 12-01-2016
Estación de servicio de Petrobras

Estación de servicio de Petrobras

La empresa estatal Petróleos Brasileños (Petrobras) se encuentra en una profunda crisis no solo por el escándalo de corrupción que se ha gestado en su seno, sino también por los bajos precios del petróleo. Así las cosas, ha decidido desde ahora y hasta 2020 reducir su producción un 3,6% hasta los 2,7 millones de barriles diarios.

Se trata de una de las medidas que se están tomando en la empresa estatal para salir de brete en el que se encuentra. La petrolera estatal ya ha recordado su plan de negocios por cinco años, desde esta año hasta el 2019, hasta 98.400 millones.

A través de un comunicado de la compañía que recoge Bloomberg, Petrobras se ha comprometido a seguir “trabajando para mejorar cada día su plan de negocios y adaptarse a los cambios del entorno empresarial”.

Todo ello hizo que las acciones de la compañía, que cotiza en Bovespa, se desplomaran el pasado lunes un 4,1% hasta alcanzar los 5,84 reales. Se trata de la cifra más bajar marcada para los títulos de la petrolera desde 2003.

Con los precios del petróleo por debajo de los 50 dólares, de media el Brent cuesta unos 45 dólares, y con el escándalo de Petrobras de plena actualidad, al país que preside Dilma Rousseff le espera un año complicado.

De hecho, el escándalo ha salpicado tanto a empresarios brasileños como a miembros del partido gobernante, el Partido de los Trabajadores (PT). Por ello, la propia presidente ha anunciado la necesidad de hacer cambios en la organización, aunque todo apunta a que los brasileños seguirán dudando de la mandataria, que ha perdido mucho apoyo ciudadano.

Si a todo ello se le suma que diversos economistas esperan que Brasil sea una de las peores economías de este año , no es de extrañar la decisión del Ejecutivo de centrarse en las reformas.