PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 21 de Abril de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Citigroup apuesta por la dimisión de Rousseff para devolver Brasil a su “círculo virtuoso”

María José Pérez / 14-03-2016
Oficinas de Citigroup

Oficinas de Citigroup

Los analistas de Citigroup han vuelto a analizar la situación en Brasil después de que se pidiera prisión para el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y han considerado que el mejor escenario para que el país volviera al terreno positivo sería que Dilma Rousseff dejase la Presidencia.

En concreto, a través de un informe, los expertos de la empresa financiera han hablado de varios escenarios posibles para el país latinoamericano. El más positivo, y el que haría que Brasil saliera de la profunda crisis en la que se encuentra inmerso y volviera al “círculo virtuoso” anterior sería que la legislatura de la mandataria la terminase otra persona que implementara las medidas necesarias (aunque impopulares) para salir de la situación y que no tuviera nada que ver con ninguna relación con los escándalos de corrupción que sacuden el país.

La propuesta “buena”, según Citigroup tiene un 25% de posibilidades de materializarse, de manera que no es algo seguro, aunque sería la mejor opción. Contemplaría implementar reformas de consolidación fiscal y una política monetaria más flexible. Todo esto, haría crecer el Producto Interior Bruto (PIB) y supondría una mayor confianza, así como una mayor demanda interna y una mejor dinámica en el mercado de créditos.

Para conseguirlo, la presidenta debería dejar su puesto, cosa que han pedido más de tres millones de sus compatriotas el pasado domingo en las calles de todo el país, y que la persona que ocupara su lugar no tuviera nada que ver con el caso de corrupción de la empresa estatal Petróleos Brasileños (Petrobras).

Dicho caso ha supuesto un antes y un después en el país y son muchos los que colocan al juez Sergio Moro (quien lleva el caso) como el héroe nacional mientras que Rousseff y Lula han perdido prácticamente todo el apoyo de la ciudadanía. La petición de prisión preventiva para Lula y la consiguiente pérdida de confianza en Rousseff han dado la puntilla al malestar ciudadano.

En la trama Petrobras los altos cargos de la petrolera estatal recibían sobornos por parte de las empresas a fin de asegurarse los contratos y ya han arrestado a un buen número tanto de políticos como de empresarios, como Marcelo Odebrecht, que ha sido condenado a 19 años de prisión.

Aunque desde Citigroup ven muy complicado que la propia Rousseff deje el puesto por su propio pie, así como el juicio político que no deja de sobrevolar su cabeza pero que no termina de cuajar. La tercera opción es la invalidación de su nombramiento en 2014, puesto que el Tribunal Supremo Electoral está investigando si los fondos con los que financió vinieron por vías legales.

Otro de los varios escenarios que manejan los analistas es uno en el que las divisiones se hacen más amplias dentro del Gobierno y también las existentes entre la clase política y la sociedad. Así las cosas, las tramas corruptas seguirán dando de qué hablar, la confianza se debilitará, los mercados reflejarán esta carencia y es posible que surjan fugas de capitales. Este escenario también se lleva un 25% de posibilidades de materializarse según Citigroup.