Año XIX - Madrid, Miércoles 12 de Diciembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Rousseff quema los últimos cartuchos para evitar su juicio político

María José Pérez / 05-04-2016
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se encuentra más presionada que nunca. Ayer tuvo lugar la ronda final de alegatos ante la comisión que recomendará a la Cámara baja si debe seguir con su juicio político y su defensa se ha esforzado al máximo para evitar que la destituyan.

Rousseff necesita todos los apoyos que pueda conseguir de cara a su impeachment, por eso ha decidido poner toda la carne en el asador y rodearse de personas que realmente pueda ser decisivas. Por ello, según señala Bloomberg ha decidido hacer cambios en su Ejecutivo.

Al parecer, la política del Partido de los Trabajadores (PT) tiene intención de hacer una ‘limpia’ para eliminar de su equipo cualquier resquicio de Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y de este modo premiar a quien se haya mantenido fiel a su causa. Pues hace unos días, su principal aliado en el Congreso la dejó sola de cara a su juicio político.

En cualquier caso, los analistas consideran que haga lo que haga, todo apunta a que perderá el proceso político en el que se encuentra por dudas en su gestión económica. Hay que recordar que el proceso primero pasará por el Congreso y de ser aprobado, hará el mismo camino en el Senado. Así lo considera Eurasia Group, por ejemplo.

Con lo que no coincide la defensa de Rousseff, que tilda el proceso de “golpe de Estado”. Durante la sesión final frente a la comisión, el representante de la Abogacía General de la Unión (AGU) y que ejerce como defensor del Estado, José Eduardo Cardozo, ha asegurado que el proceso contra Rousseff carece de base legal y tendría que desecharse.

“Solo se puede despojar a un presidente de su cargo si hay irregularidades, claras e indiscutibles” ha concretado en su alegato, en el que ha manifestado que lo que se está haciendo contra la mandataria va “contra la constitución y es una afrenta al Estado de derecho”.

El comité ha oído tanto a la defensa de la presidente como a la oposición y todo apunta a que podría hacer su recomendación sobre el juicio político la próxima semana.