PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 20 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

El bloqueo político golpea aún más la economía brasileña

María José Pérez / 06-04-2016
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

La parálisis política de Brasil y, por ende, la incapacidad de hacer reformas, hacen que la economía del país latinoamericano siga resintiéndose. Los analistas consultados por el Banco Central esperan que la caída del Producto Interior Bruto (PIB) sea mayor y los brasileños tengan miedo de perder sus empleos.

Al proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff y al impasse en el nombramiento de su antecesor, Luiz Inácio da Silva, como ministro de la Casa Civil se une una orden del Tribunal Supremo para comenzar un impeachment contra el vicepresidente Michel Temer.

Al líder del Partido por el Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) , que hace unos días abandonó al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, se le acusa de lo mismo de la que fuera su aliada política: manipular las cuentas públicas. Todo ello, unido a las peticiones de varios frentes de anticipar las elecciones (si Rousseff hubiera salido derrotada de su juicio político habría sido Temer quien ocupase su lugar) hacen que la economía de Brasil siga cuesta abajo.

De hecho, analistas consultados por el Banco Central de Brasil han vaticinado que la economía caerá este año un 3,73%. Para el año que viene, esperan que el PIB caída alrededor del 0,3%, lo que alimenta los fantasmas de un año más en tan complicada tesitura, según señalan los medios latinoamericanos.

Por otro lado, se ha sabido que en marzo (un mes especialmente convulso en la política brasileña) el sector de los servicios se ha desplomado. Según el PMI manufacturero confeccionado por la firma Markit ha alcanzado los 38,6 puntos en marzo, lo que supone una contracción, puesto que son los 50 puntos los que separan la caída del crecimiento y en el país ni siquiera se alcanzan los 40.

De no ser bastante con esto, los brasileños cada vez ven más negro su futuro. El miedo a perder el trabajo ha alcanzado el pasado mes de marzo su mayor cota en los últimos 17 años según una encuesta dada a conocer por la Confederación Nacional de Industria (CNI) y realizado por el Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadísticas (Ibope). En concreto ha alcanzado los 106,5 puntos, un 4,1% más que en diciembre y un 7,8% en relación al mismo mes del año precedente.

La incapacidad del Gobierno de tomar medidas, ya ni siquiera cuenta con los apoyos suficientes para hacerlo, eterniza la crisis económica del que fuera gigante latinoamericano y coloca a los brasileños en una situación cada vez más complicada.