PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 18 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

El exministro de Economía de Lula y Rousseff, detenido por corrupción

María José Pérez / 10-05-2016
Guido Mantega, exministro de Economía de Brasil

Guido Mantega, exministro de Economía de Brasil

El exministro de Economía tanto de Luiz Inácio Lula da Silva como de Dilma Rousseff, el brasileño Guido Mantega, ha sido detenido para ofrecer declaración por su presunta vinculación con un caso de fraude fiscal y pago de sobornos.

Mantega, que ha sido líder de la cartera económica entre 2006 y 2015, ha sido arrestado en medio de la Operación Zelotes, que ha destapado un entramado de corrupción en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF) , dependiente del Ministerio de Hacienda que multa a los defraudadores de impuestos.

Al parecer, algunos de los consejeros del organismo habrían recibido y promovido sobornos de grandes empresas que debían abonar millonarias multas a Hacienda para rebajar los juicios. En el caso de Mantenga, se busca su conexión con el empresario Víctor Sandri, de Cemento Penha, que logró eludir multas tributarias por 106 millones de reales (unos 30 millones de dólares), según Folha.

El nombre de Mantega no solo ha aparecido en esta operación, sino que delatores del caso de corrupción en la empresa estatal Petróleos Brasileños (Petrobras) también lo han señalado como parte integrante del escándalo. Lo hizo Mônica Moura, esposa y colaboradora de Joao Santana, jefe de campaña de varios líderes latinoamericanos como a la propia Rousseff.

Hace unas semanas Moura aseguró que Mantega se había reunido con ella y en alguna ocasión le presentó a directivos de la petrolera estatal para poder llevar a cabo los pagos. Hay que recordar que el caso de Petrobras es una enorme trama que incluye pago de sobornos a políticos y a empresarios, entre los que se han señalado al expresidente Lula, el exjefe del Congreso, Eduardo Cunha, y al constructor Marcelo Odebrecht.

Moura ha hecho estas declaraciones para sacar algún beneficio de la justicia, puesto que ella y su marido también se encuentran imputados por su vinculación con uno de los casos de corrupción más notorios de la historia brasileña. Además, supone un nuevo golpe para Dilma Rousseff, que está a horas de que su juicio político llegue al Senado brasileño.