PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 23 de Septiembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

La Bolsa de Brasil recibe con incertidumbre el Gobierno de Michel Temer

María José Pérez / 17-05-2016
Michel Temer, presidente de Brasil

Michel Temer, presidente de Brasil

Después de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, Michel Temer, toma el testigo y lo hace con muchas dudas. Empezando por los brasileños, siguiendo por los líderes latinoamericanos y terminando por la Bolsa de Valores de Sao Paulo (Bovespa), que ha llegado a caer un 2% el viernes.

Una vez que el Senado decidió seguir adelante con el juicio político a la mandataria por el supuesto maquillaje de las cuentas de 2014, el nombramiento del Temer estaba prácticamente hecho y él era el que más claro lo tenía. Desde hace semanas ya había empezado a montar el que sería el Gobierno que ha presentado frente a la opinión pública los últimos días.

La toma de posesión de Temer ha estado marcada por la polémica. Mientras miles de manifestantes le daban su apoyo a la mandataria depuesta, el hasta hace muy poco vicepresidente presentaba a un equipo enteramente compuesto por hombres. Este nuevo Gobierno, encabezado por Henrique Mireilles como ministro de Economía, podría permanecer en el poder hasta 2018, cuando se llevarán a cabo nuevas elecciones. Los analistas políticos consideran muy difícil que Rousseff vuelva al Gobierno.

A pesar de todo, Rousseff ha vuelto a insistir en que es inocente y que los cargos que se le atribuyen no suponen un delito tan grave como para tener que haberse sometido a un proceso de estas características. Ha asegurado que la batalla no ha terminado y que tiene intención de regresar al Gobierno después de los 180 días que debe permanecer separada de la Presidencia. Para ella, todo esto no es más que un “golpe de Estado”. Muchos líderes latinoamericanos han coincidido con ella en esta opinión, como el presidente venezolano Nicolás Maduro.

El resto de mandatarios latinoamericanos ha mostrado preocupación por el cambio de manos del poder brasileño y han mostrado su solidaridad con la líder brasileña. En Argentina, se han mostrado inquietos también, aunque han reconocido que se está desarrollando un proceso institucional.

Proceso que no gusta a algunos brasileños. Porque a pesar de que hay muchos que deseaban la salida de la política del Partido de los Trabajadores (PT), muchos de ellos no están de acuerdo con la manera en la que se ha designado a su sustituto. Son gran cantidad de los que hubieran preferido unas elecciones en las que el ganador se convirtiera en el sucesor de Rousseff.

Al parqué paulista tampoco le ha gustado demasiado. Desde el pasado miércoles, cuando se votó el impeachment, Bovespa empezó a caer. En concreto, la Bolsa marcó casi 54.000 puntos y el viernes estaba a punto de perder los 52.000 enteros, lo que no son buenas noticias para una economía que se encuentra en horas bajas y pretende revivir con nuevas políticas económicas. El propio Temer ha reconocido que algunas de estas medidas serán duras y que podrían incluir despidos.