PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 22 de Septiembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Dos escenarios para Brasil: Temer, presidente hasta 2018 o elecciones en 2017

María José Pérez / 25-05-2016
Michel Temer, presidente de Brasil

Michel Temer, presidente de Brasil

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, podría permanecer en su cargo hasta las próximas elecciones presidenciales de octubre de 2018. Lazard Frères Gestion considera que esta es la opción más lógica pero no descarta nuevas elecciones para 2017 a tenor de las investigaciones del Tribunal Supremo.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, podría permanecer en su cargo hasta las próximas elecciones presidenciales de octubre de 2018. Lazard Frères Gestion considera que esta es la opción más lógica pero no descarta nuevas elecciones para 2017 a tenor de las investigaciones del Tribunal Supremo.

Teniendo en cuenta la intención de voto de los senadores cuando tuvieron que decidir sobre el destino de Rousseff, Lazard considera que volverán a votar en el mismo sentido. Por otro lado, la gestora no descarta un contexto alternativo que sería la anulación de las elecciones presidenciales por el Tribunal Supremo, que lleva unos meses investigando la financiación de las campañas de Rousseff y su vicepresidente, precisamente Temer.

Si esta investigación prospera y llega a término antes de que acabe el año, las elecciones presidenciales quedarían anuladas y se organizarían nuevos comicios en los tres meses siguientes. Esta posibilidad es la que más desean los votantes brasileños, que han maldecido una y otra vez la imposición de Temer como presidente.

En esto coinciden incluso los que eran partidarios del impeachment a la mandataria. No la deseaban en el poder pero tampoco quieren que su vicepresidente (que hace dos mesas la dejó en la estacada cuando se empezaron los trámites para el juicio político) sea quien la sustituye sin elecciones previas.

Llegue o no su salida del Gobierno, Temer debe consolidar las cuentas públicas para no deprimir aún más la economía. En principio, dispone de apoyo más que suficiente en el Congreso para aprobar las reformas de orden estructural que necesiten mayoría, como el aumento de la edad de jubilación. Pero debe darse prisa.

Porque las elecciones municipales previstas para octubre podrían frenar la aprobación del paquete de medidas del mandatario, diluyendo los apoyos de Temer en la Cámara Baja. Si a ello se le suman las posibles novedades en el caso de corrupción de la empresa estatal Petróleos Brasileños (Petrobras), que ha tocado ya a un miembro del Gobierno de Temer, la situación se complicada cada vez más.

El ministro de Planificación, Romero Judá, ha dimitido por su relación con el caso Petrobras y ha sido sustituido por el secretario ejecutivo de la misma cartera, Dyogo Oliveira , tocado, en su caso, por el Caso Zelotes.

La situación en Brasil es tremendamente tensa, al cambio de Gobierno y la destitución de Dilma Rousseff se une la enorme crisis a la que se enfrenta el país así como a diversos casos de corrupción que azotan la opinión pública una y otra vez. Lava Jato y el Caso Zelotes son dos de ellos y, presumiblemente, los más mediáticos, puesto que cuentan con políticos y empresarios implicados.