PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 18 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Meirelles pide al Congreso que apruebe el programa de ajuste fiscal del Gobierno interino y una Propuesta de Enmienda Constitucional

El ministro de Hacienda brasileño redobla la apuesta por el ajuste fiscal
Americaeconomica.com / 14-06-2016
Bandera de Brasil

Bandera de Brasil

El ministro de Hacienda brasileño, Henrique Meirelles, ha declarado durante la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente del Banco Central y hasta ahora economista jefe de Itaú Unibanco, la mayor entidad privada del país, Ilan Goldfajn, que "a partir de ahora, en contraste con los últimos años, la política fiscal de Brasil ayudará a combatir la inflación".

Y para ello, Meirelles ha reivindicado la necesidad de que el Congreso apruebe el programa de ajuste fiscal del Gobierno del presidente interino Michel Temer, lo que incluye incluso una Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) que limitará el aumento del gasto primario del Gobierno a la inflación del año anterior.

De hecho, según anunció Meirelles, esta propuesta será "posiblemente" enviada al órgano legislativo ya el próximo miércoles. Un paso más en la serie de medidas urgentes que, desde su proclamación, Temer ha anunciado que promoverá para recuperar la economía nacional.

Así, pese a la profunda recesión, el presidente interino ha señalado que su prioridad es reducir el déficit fiscal y recortar la deuda pública ya que, según el equipo económico del Gobierno, son "insostenibles".

De esta forma, el ministro de Hacienda no ha descartado la posibilidad de crear nuevos impuestos "temporales", pese a que también había asegurado que su intención es bajar los impuestos para poner fin a la actual recesión.

Sin embargo, la realidad es que el Gobierno de Temer ya ha recortado más de 4.000 empleos públicos y realizado una "auditoría" de los programas de asistencia a los más desfavorecidos, según la cual el 30% y el 40% de los beneficiarios de los programas sociales no cumplirían los requisitos y deberían dejar de recibir las ayudas que actualemnte perciben.