PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 18 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

La medida se interpreta como una señal de que la votación final prevista para el miércoles por la mañana estará cargada de tensiones

Se suspende temporalmente el juicio a Rousseff
Americaeconomica.com / 26-08-2016
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

El juicio contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha tenido que ser suspendido temporalmente durante la sesión de hoy. Un hecho cuya responsabilidad cabe atribuir en gran parte al presidente del Senado brasileño, Renán Calheiros, quien no solo se ha mostrado incapaz de reconducir el debate que estaba teniendo lugar en la Cámara Alta del país carioca; sino que ha incrementado la tensión, ignorando su papel de mediación, al criticar duramente a los senadores del Partido de los Trabajadores (PT).

Calheiros, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) del presidente interino Michel Temer, quien aspira a perperturse en su puesto mediante la destitución definitiva de Rousseff que persigue este proceso; incluso ha llegado a declarar, en alusión a los diputados del PT que han cuestionado la legitimidad de la Cámara Alta carioca para impugnar el mandato de la política brasileña, que "la estupidez es infinita".

La situación ha sido tal que el juez de la Corte Suprema de Brasil, Ricardo Lewandowski, se ha visto obligado a intervenir y extender la suspensión de la sesión de los cinco minutos de pausa previstos inicialmente a otra de más de dos horas, pese a que no se había escuchado aún a ninguno de los testigos que habrían de comparecer, entre los que se incluye el exministro de Economía, Nelson Barbosa.

Una señal de que la votación final prevista para el miércoles por la mañana apunta a un resultado más ajustado del que cabía esperar después de que hace tan sólo escasamente dos semanas, 59 senadores se manifestasen a favor del informe que pedía la destitución de Rousseff. Éstos dieron paso así a la fase final para su destitución definitiva, que se cerrará con la votación que está prevista para el miércoles tras los debates de estos días.

Y es que pese a que no serán necesarios más de 54 votos, dos tercios de los 81 escaños del Senado, para condenar a Rousseff; un sondeo del diario O Estado de São Paulo publicado hoy, y del que se ha hecho eco la agencia Reuters, muestra que precisamente son ya solo 54 los senadores que se muestran a favor de la salida de la presidenta electa.

De momento, tal y como ha evolucionado la sesión, todo apunta a que al menos ya serán necesarias ciertas modificaciones sobre la hoja de ruta propuesta por la oposición a Rousseff. Así, sería necesario extender las sesiones de comparecencias previstas para hoy también a mañana. Y antes de la votación final aún habrá de llegar el plato fuerte que supondrá la intervención de la presidenta brasileña durante el lunes cuando se espera que acuda acompañada de su antecesor y mentor político, Luiz Inacio Lula da Silva.