PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 19 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

El aumento sobre los costes de financiación de la deuda en que ha incurrido el Gobierno de Macri siembra la incertidumbre

Trump, amenaza también para la economía argentina
Americaeconomica.com / 05-12-2016
Donald Trump, presidente electo de EEUU

Donald Trump, presidente electo de EEUU

La inesperada victoria de Donald Trump en las presidenciales estadounidenses, y la incertidumbre respecto a en qué medida será fiel a sus promesas, están suponiendo un pequeño seísmo en las proyecciones económicas de los analistas que se están viendo obligados a modificar algunas de sus afirmaciones previas.

O al menos la rotundidad con que se aferraban a ellas. Así, sí había un cierto consenso en que el año que viene supondría el de una cierta recuperación de la economía argentina, la llegada al poder de la mayor economía del planeta del neoyorquino aparece como un gran nubarrón que amenaza con desatar la tormenta sobre la gestión de un Mauricio Macri cuyos resultados hasta la fecha han sido claramente negativos en materia económica.

El motivo es que, como explica el periódico uruguayo El País, precisamente paara evitar la puesta en marcha de un nuevo ajuste sobre una sociedad en la que ya un tercio de los argentinos se sitúa por debajo de la línea de la pobreza, el Tesoro de este país ha emitido a lo largo de este año títulos por una cifra cercana a los 50.000 millones de dólares. Un total que incluye los 9.300 millones para cancelar la deuda con los 'fondos buitre' impulsada por Macri nada más llegar al Gobierno en directa contraposición a la línea mantenida por sus predecesores kirchneristas.

De esta forma, por un lado, la salida del 'default' le permitió a Argentina rebajar sus costes de financiación de cifras alrededor del 9% a tasas cercanas al 6%. Sin embargo, a partir del resultado de la elección estadounidense, el panorama ha empezado a cambiar.

No en vano, el mercado descuenta que en EE.UU. habrá un mayor déficit fiscal y más inflación a partir de los recortes de impuestos y alzas de gastos de infraestructura prometidos por Trump en la campaña electoral. Como consecuencia, se ha producido una ola vendedora sobre los bonos del Tesoro estadounidnese a 10 años, lo que implica una subida de su rentabilidad que ha pasado del 1,80% al 2,40% en las últimas tres semanas.

Es decir, sube un rendimiento que es utilizado como referencia internacional, con lo que también lo hacen los costes de colocación de la deuda argentina, afectada además por un índice de riesgo-país que también provoca un encarecimiento del costo de financiamiento. Y parte de la recuperación económica prevista para el año próximo se basaba en que éste iba a seguir cayendo.

De esta forma, tras un año de ajustes, el Gobierno de Mauricio Macri mantiene todos los indicadores de actividad económica y consumo en caída frente a los registros del año pasado, y ya ni tan siquiera puede contar con el aval de los analistas de que el año que viene sea el del despegue.