PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 24 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

El Itaú y el Bradesco brasileños rebajan de nuevo sus previsiones

Nuevos pronósticos a la baja sobre la economía Argentina
Americaeconomica.com / 13-12-2016
Mauricio Macri, presidente de Argentina

Mauricio Macri, presidente de Argentina

Unos días después de que se cumpla un año de la llegada de Mauricio Macri a la presidencia argentina, después de más de 12 años de kirchnerismo, las perspectivas económicas continúan siendo revisadas a la baja. Todo lo contrario a las promesas de quien llegó asegurando que iba a ordenar los 'desordenes' de un país que siempre ha tenido una relación cuando menos compleja con la inflación.

Con tal pretexto, en sus primeros meses de mandato, Macri eliminó subsidios sociales, levantó el cepo cambiario, acabó con buena parte de los aranceles que blindaban la producción nacional y pagó a los fondos 'buitre' 8.200 millones de euros.

Macri sacaba así al país de un 'defaul' técnico; pero cedía también finalmente en la prolongada disputa que sus predecesores habían mantenido conra los 'buitres' y los Tribunales estadounidenses encabezados por el juez Griesa por considerar que quienes no habían aceptado la reestructuración de deuda no merecían un trato privilegiado.

Sin embargo, las inversiones prometidas por Macri no han acabado de llegar, el PIB no ha parado de bajar y el desempleo también está peor que hace un año. Además, los ahorros se han devaluado, la industria también cae y ni tan siquiera la inflación se ha controlado ya que ronda el 40%.

Con todo, lo peor es casi que las previsiones de mejora siempre parecen postergarse. Así lo reflejan los últimos informes de los expertos del Institute of International Finance (IIF) y de los principales bancos brasileños, el Itaú y el Bradesco, que han reducido de nuevo sus expectativas sobre Argentina para 2017 y elevado su estimación de la recesión de este año.

De esta forma, las nuevas proyecciones, coinciden en pronosticar para este año una caída del PiB de más del 2,5% cuando a principios de 2016 vislumbraban una recesión del 0,5%. Y para el 2017, ya no cuentan con un fuerte 'rebote', sino más bien con un leve crecimiento por debajo del 2%.

Es decir, lejos de las expectativas oficiales que apuestan por un crecimiento del PIB cercano al 3,5%. Y también su pronóstico de inflación es mucho peor al oficial al situarla como mínimo en el 21% anual; cuando aquella se encuentra en una banda entre el 12 y el 17%.