PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 23 de Septiembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

Se situará cerca de los 19.000 millones de dólares entre recorte de gasto público y retirada de subsidios

Brasil anuncia un ajuste fiscal del doble de lo esperado
Americaeconomica.com / 31-03-2017
Bandera de Brasil

Bandera de Brasil

Los ministros brasileños de Economía y de Planifación Económica, Henrique Meirelles y Dyogo Oliveira, respectivamente, han anunciado que el país carioca realizará un ajuste fiscal de 19.000 millones de dólares; casi el doble del que se esperaba.

Inicialmente se esperaba que el recorte fuese de unos 10.000 millones de dólares, pero lo anunciado supone en un recorte del gasto público de 13.480 millones millones de dólares y la eliminación de excenciones impositivas en cincuenta sectores de la economía que completarían la anterior cifra hasta llegar a los 19.000.

Una medida que incluso, desde uno de los poco apoyos sociales que aún le quedan al Presidente Temer, el de la patronal, ha sido recibida con división de opiniones ya que para muchos, se trata de una subida encubierta de impuestos de la que tan solo se librarán los sectores del transporte público, construcción civil y medios de comunicación..

Los principales afectados por el recorte del gasto corriente serán el gasto de los ministerios con unos 3.000 millones de dólares, y el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), el megaplan de infraestructura inaugurado por el ex presidente Lula da Silva en 2006, con otros 3.000.

Esta medida se suma a la enmienda constitucional por la que Temer fijó a partir de 2018 un techo en el gasto público durante dos décadas. Ahora, emitirá un decreto que pondrá fin a las exenciones tributarias, pero la medida también requiere la aprobación del Congreso para entrar en vigor. Algo que espera que suceda a comienzos del segundo semestre.

Sin embargo, la popularidad cada vez menor de Temer y su Gobierno podría cuestionar la consecución de esa mayoría. Más aún mientras se sigan multiplicando los escándalos de corrupción en los que se ven implicados los miembros de su entorno.

Después del escándalo de la carne podrida que está afectando seriamente a la industria del mayor exportador global de este tipo de productos, y en el que están involucrados funcionarios públicos vinculados a su partido por aceptar sobornos; ayer mismo Eduardo Cunha fue condenado a 15 años y 4 meses de prisión por corrupción, lavado de dinero y evasiónde divisas.

El expresidente de la Cámara de Diputados de Brasil fue uno de los grandes impulsores del juicio político que desembocó en la destitución de la anterior presidenta del país, Dilma Rousseff, pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la formación política de Temer.