PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 22 de Septiembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

El PMBD pretende que el presidente no electo amplíe su actual mandato hasta 2020

Temer propone retrasar las elecciones presidenciales
Americaeconomica.com / 05-05-2017
Michel Temer, presidente de Brasil

Michel Temer, presidente de Brasil

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la formación política del presidente no electo de Brasil, Michel Temer, ha propuesto una enmienda constitucional que anularía las elecciones presidenciales que está previsto que tengan lugar el año que viene.

Con la excusa de pasar a celebrar las elecciones presidenciales simultáneamente a las de gobernadores en 2020, el partido de Temer pretende así que este alargue su estancia en una Presidencia a la que llegó tras la destitución de la presidenta electa Dilma Rousseff a través de un más que controvertido trámite parlamentario.

Además, con su propuesta de reforma, el PMDB también pretende extender hasta los cinco años el mandato de los cargos de elección popular a escala federal, estatal y municipal; así como aumentar el período por el que reultarían electos los senadores hasta los diez años, según recoge Telesur.

La iniciativa ha sido criticada por el Partido de los Trabajadores (PT) quien ganó las últimas elecciones presidenciales y figura en cabeza de las encuestas bajo la posibilidad de que el expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva, vuelva a presentarse.

Así, el diputado Paulo Pimienta del PT la ha calificado como un "golpe dentro del golpe", ya que solo buscaría ampliar el mandato de un Temer no fue electo por el voto popular.

Sin embargo, para éste el movimiento no deja de tener lógica política ya que, en estos momentos, según las encuestas, un 85% de los brasileños rechaza la permanencia de Temer; pero los principales organismos internacionales consideran que este será el año en que la recuperación económica llegue a Brasil.