PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Jueves 24 de Agosto de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre España

EL CAFÉ DE LAS ARTES España

Carmen París y Nabyla Maan

Americaeconomica.com / 09-06-2017
Quienes las habían visto cantar a dúo, en Festivales como Pirineos Sur' o en las fiestas del Pilar de Zaragoza lo habían advertido ya. Juntas sobre el escenario la aragonesa Carmen París y la magrebí Nabyla Maan eran capaces de invocar la magia de una belleza sonora inédita. Gracias a sus voces excepcionales y a la conexión de las raíces compartidas.

La función del Mar Meditérraneo como marco de fusión entre culturas se extiende en los últimos años. Hay muchas más coincidencias de las que parecen en los rítmos, las temáticas y las maneras de cantar que han sobrevivio en los territorios que disfrutan de ese puente geográfico y emotivo que une el sur de Europa con el norte de Africa.

Y en ese afortunado territorio de coincidencias es dónde París y Maan han establecido su campamento conjunto. La colaboración, además, tenía que ser registrada más tarde o más temprano, para que quedara constancia de lo que eran capaces de hacer unidas estas dos intérpretes inquietas y sin miedo al riesgo.

El resultado de la iniciativa se llama 'Dos Medinas Blancas' y es un disco delicioso en el que ambas intercambian canciones y repertorios. Y hasta se atreven a cantar en lengua ajena, sin que las barreras idiomáticas se constituyan en una barrera insalvable para la belleza sonora que son capaces de conseguir.

El dialogo entre culturas queda reforzado además por los músicos que han participado en el álbum, también repartidos entre las dos nacionalidades de las cantantes, la española y marroquí. Y el buen ambiente conseguido en los ensayos y en una grabación 'absolutamente órganica', beneficia al resultado final.

No sabemos si la aventura tendrá o no tendrá continuidad. Pero estamos ante un disco interesante que rompe la monotonía de muchos lanzamientos recientes y que abre algunas puertas a la diversificación del gusto. Lo que no es poco en estos tiempos que corren. A mí me ha merecido la pena.