PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Sábado 23 de Septiembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Ya ha enviado un informe pericial al Tribunal Supremo del país carioca

La policía encuentra indicios contra Temer
Americaeconomica.com / 20-06-2017
Bandera de Brasil

Bandera de Brasil

La Policía Federal brasileña ha enviado al Tribunal Supremo del país carioca un informe parcial en el que concluye que hay indicios de un posible delito de corrupción pasiva cometido por el presidente no electo de Brasil, Michel Temer.

Además, la Policía brasileña ha pedido más tiempo para concluir sus investigaciones y presentar un informe completo sobre el caso por el cual Joesley Batista, uno de los dueños de la multinacional cárnica JBS, acusara a Temer de recibir sobornos desde 2010.

Unas acusaciones que han puesto al jefe de Estado contra las cuerdas ya que está siendo investigado por los delitos de corrupción, obstrucción a la justicia y asociación ilícita. Y, aunque la policía brasileña aún ha de pronunciarse sobre estos últimos, ya ha encontrado indicios sobre el primero de los cargos.

De esta forma, una vez concluida la investigación de la Policía, el Fiscal General, Rodrigo Janot, deberá decidir si presenta o no una denuncia contra Michel Temer. En caso de hacerlo, lo que podría suceder de forma inminente, el pleno de la Cámara de los Diputados debería votar su aceptación.

De esta forma, si fuese aprobada por al menos dos tercios de los diputados, la decisión sería entonces comunicada al Supremo, que tendría la última palabra sobre el caso; pero, en todo caso, el descrédito es cada vez mayor sobre las instituciones brasileñas.

Más aún después de que durante este fin de semana, en una entrevista en la revista Época, el propio Batista acusase a Temer de ser "el jefe de la mayor y más peligrosa organización criminal" de Brasil. Unas palabras que hacían referencia a la grabación que el empresario entregó a la policía en la que supuestamente el presidente brasileño consentía ante maniobras ilegales en favor de JBS tanto en el Poder Judicial como con algunos ministros.

Una publicación ante la cual Temer optó por la consabida táctica de responder con un ataque y denunció ante la Justicia por daños morales, difamación, calumnias e injurias a Batista.