PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Jueves 24 de Agosto de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Cuba
Bandera de Cuba
Bandera de Cuba

MERCADOS Y FINANZAS Cuba

No obstante, existe también el temor de que se haya llegado al punto de inflexión

Récord de remesas y de turistas en Cuba
Americaeconomica.com / 27-07-2017
El envío de remesas en efectivo a Cuba desde EE.UU., responsable del 90% de transferencias monetarias hacia la Isla, alcanzó el pasado ejercicio un nuevo récord al llegar a los 3.444 millones de dólares, lo que supuso un 2,7% más que en 2015; según un informe del Havana Consulting Group (THCG). Y, al igual que sucede con las cifras récord de turistas, este incremento tiene que ver esencialmente con el 'deshielo' entre los dos países.

Por tanto, existe también el temor de que el giro en la política hacia la Isla que está impulsando el presidente estadounidense, Donald Trump, pueda constituir el punto de inflexión en la evolución de ambos indicadores; ahora, en cuotas históricas. Así, el aumento de las remesas se ha debido en gran parte al aumento de vuelos a la Isla desde suelo estadounidense, especialmente a partir de la segunda mitad de 2016.

Un factor que, a su vez, está intimamente relacionado con el incremento de viajeros entre los dos países que ha hecho que, por ejemplo, durante la última sesión del Parlamento, el ministro cubano del Turismo, Manuel Marrero, señalase como principal país emisor de viajeros hacia la Isla a EE.UU., a pesar de que, teóricamente, los estadounidenses no pueden viajar como turistas al país.

Pero las exenciones a dicha restricción introducidas por Barack Obama han hecho que, en la práctica, en 2016, visitasen la Isla 285.000 estadounidenses; una cifra que, según los datos oficiales, ya fue alcanzada en los primeros cinco meses de este año cuando se registraron 284.565 visitas desde EE.UU.

Algo que, ahora, se verá amenazado con las nuevas restricciones que está impulsando Trump tanto en las modalidades a las que se pueden acoger los estadounidenses para hacer viajes a la Isla, como a las posibilidades de sus empresas de establecer negocios en el país caribeño y con quién hacerlos. Además, en lo referente al envío de remesas, pese al envío récord en 2016, ya se ha registrado una desaceleración en su tasa de crecimiento.

En este caso, influye también la derogación de la política de "pies secos/pies mojados" que ya realizó Obama al final de su mandato; una modificación que, en este caso, Trump ha manifestado que sí mantendrá. Y es que dicho cambio ha supuesto una reducción en el flujo migratorio de cubanos hacia EE.UU. al acabar con los incentivos que la norma suponía para la inmigración irregular al concedérseles a los ciudadanos del país caribeño un visado al llegar a territorio estadounidense y, con ello, de los consiguientes envíos monetarios que estos realizaban de vuelta hacia la Isla.

Con todo, también existen señales para el optimismo. Asi, el Havana Consulting Group señala en el citado informe que, pese a todas estas perspectivas, las "principales compañías de remesas de EE.UU. están explorando su incursión en el mercado cubano" y que ésta "podría ser la puerta de las instituciones bancarias cubanas y norteamericanas para comenzar a establecer relaciones directas sin necesidad de terceros". Un cambio que además podría marcar el "comienzo del fin de la hegemonía de Western Union, líder en servicios de pagos globales, durante casi 20 años", señala informe.

Mientras que, en lo referente al turismo, este mismo martes Cuba alcanzó la cifra de 3 millones de turistas en lo que va de año, lo que supone hacerlo con 75 días de antelación especto a 2016 o un crecimiento del 24% respecto a ese mimso año, según cifras difundidas por el Ministerio del Turismo. Así, las autoridades del país caribeño esperan que este año visiten el país 4.700.000 turistas y más de cinco millones en 2018.

Una evolución que se ve acompañada por la del turismo interno que ha tenido un crecimiento meteórico en los últimos nueve años en Cuba; así, también según cifras del Havana Consulting Group, en 2016 se hospedaron en los hoteles cubanos 991.122 cubanos, otro récord en la historia turística del país y que implica un descomunal crecimiento de 1.511,4% respecto a los 61.508 turistas nacionales que se hospedaban en las cadenas hoteleras operadas en dólares en 2008, antes de que Obama liberase las remesas a Cuba.

En este caso, los principales factores han sido el aumento de los viajes de los cubanoamericanos a la Isla, que ha permitido a muchos cubanos tener estancias en los hoteles invitados por sus familiares que viven en EE.UU.; y el auge del sector privado, que ha revitalizado el poder adquisitivo de cientos de miles de cubanos. Una conjunción que está obligando a la construcción de nuevas capacidades de alojamiento en el país caribeño.