PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Martes 26 de Septiembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre EEUU

MERCADOS Y FINANZAS EEUU

El dólar se mantiene en un cruce de 1,18 dólares por euro, sus mínimos de dos años y medio.

El dólar, otra víctima de la "jaula de grillos" en la que Trump ha convertido la política de EEUU
Luis Suárez / 03-08-2017

El cruce entre el euro y el dólar se ha disparado un 12% en los últimos cuatro meses hasta situarse en el entorno de los 1,18 dólares por cada euro, frente a los 1,05 dólares de principios de abril. El billete verde se encuentra en mínimos de dos años y medio respecto a su par europea, una situación en la que tienen que mucho no solo los débiles datos macroeconómicos en EEUU, sino también la “incapacidad” del presidente de EEUU, Donald Trump, de poner en marcha sus políticas.

John J. Hardy, jefe de estrategia en divisas de Saxo Bank, considera que “detrás de la reciente caída del dólar está la incapacidad de Trump para poner en marcha sus políticas y su confrontación sin éxito con el ‘establishment’ de Washington, que han anulado casi totalmente el potencial del ‘Trump trade’”, como se conoce a la combinación de reformas tributarias y estímulos económicos con los que pretendía impulsar a la economía estadounidense y fortalecer su moneda.

El experto del banco danés reconoce, no obstante, que el dólar podría haber “tropezado menos” si no fuera por el “flujo constante” de débiles datos económicos en un momento en que además Europa y Japón están “desarrollando su potencial”. De hecho, la temporada de resultados empresariales europea es la más fuerte en más de una década, con las lecturas de EBITDA subiendo a niveles récord.

El otro factor a tener en cuenta es la Reserva Federal, que ha recibido algunas críticas tras haber realizado dos subidas de tipos de interés pese a la debilidad de los datos macro estadounidenses. Para Hardy, la explicación “más convincente” a la actuación de la institución que preside Janet Yellen es sencilla: “la Fed simplemente quiere dejar el papel de ‘maestro del Universo’”.

“Profundamente preocupada por la ineficacia de las herramientas ZIRP (política de tipos de interés cero) y QE que ha empleado desde la crisis financiera global y por el agravamiento de la desigualdad que estas herramientas han causado, la Fed está acabando su trabajo y quiere pasar la batuta política al Gobierno”, señala el analista de Saxo Bank.

El experto augura no obstante que después del verano el dólar podría volver a fortalecerse. A su juicio, para otoño “las complicaciones económicas podrían llevar a un aumento de la volatilidad, hecho que probablemente apoyaría al dólar estadounidense como activo refugio y amortiguaría el entusiasmo por el mercado emergente y las monedas de mercados desarrollados menos importantes”. “La compra de euros y el posicionamiento especulativo ya están llegando demasiado lejos”, zanja Hardy.