PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 19 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Colombia

POLÍTICA Colombia

Tras el anuncio de ayer, en principio, estaría en vigor hasta el 12 de enero

El ejecutivo colombiano y el ELN apuntan a una extensión del acuerdo de paz
Americaeconomica.com / 05-09-2017

Siete meses después de que el Gobierno colombiano y el denominado Ejercito de Liberación Nacional (ELN) comenzasen en Ecuador las negociaciones de paz, un comunicado conjunto del Ejecutivo y el grupo armado de este país sudamericano ha anunciado el cese de hostilidades bilaterales. Un anuncio que implica el cese de toda actividad ilegal y en el que se considera providencial la llegada del papa Francisco al país.

Así, el Gobierno de Juan Manuel Santos y el ELN han acordado un alto al fuego temporal que, en principio, estará en vigor a partir del 1 de octubre y tendrá una vigencia inicial de 102 días; es decir iría hasta el 12 de enero del próximo año. Sin embargo son ya varias las voces que apuntan a que podría acabar por convertirse en definitivo.

El propio Pablo Beltrán, jefe del ELN, ha señalado en declaraciones que recoge el diario El País del país sudamericano ha apuntado en esta dirección al señalar en referencia al mecanismo de verificación en el que, además del grupo armado y el Ejecutivo colombiano, también participarán la ONU y la Iglesia Católica que “una característica de estos gestos es que son hechos para crear confianza tanto de las partes como de la sociedad".

Mientras que por parte del Gobierno, Juan Camilo Restrepo, jefe del equipo negociador, ha señalado que dicho mecanismo servirá para prevenir e informar de cualquier incidente. Y, añadió, que este es un acuerdo para crear confianza y jalonar el resto de la agenda que deben abordar: “No es un acuerdo solamente del silenciamiento de los fusiles entre las fuerzas contendientes por algunos meses, es también y sobre todo un acuerdo para ir aliviando las tribulaciones de la sociedad civil que es la que más duramente recibe los golpes”.

También el mismo presidente Santos ha dejado abierta la opción de renovar el alto al fuego con el ELN "en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos". No obstante, voces como la de Jaime Ruiz, presidente de la Asociación de Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militaresleón (Acore) considera que es muy difícil creer en la palabra del ELN.

Al igual que otros analistas apuntan a que la estructura federada del ELN y la duda respecto al compromiso de algunos frentes con el proceso de paz, podrían convertir a este en un proceso más frágil del que en el que se culminó con éxito con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En este sentido, durante los últimos días en el que las delegaciones ya habían avanzando mucho en las negociaciones del alto al fuego, se atribuyeron dos ataques al ELN: uno contra un oleoducto y otro contra una patrulla fluvial que dejó tres militares heridos y uno muerto.

Con todo, el acuerdo firmado ayer entre el ELN y el Gobierno de Santos incluye también la extensión del ciclo de negociaciones. De esta forma, el cuarto ciclo de negociación iniciará el lunes 23 de octubre y la Misión de Observación Electoral (MOE) considera que el cese se extenderá hasta después de los comicios para elegir Congreso y Presidencia de 2018.

Desde que tomó las armas en 1964, esta es la primera vez que el ELN se compromete a detener el conjunto de sus actividades ilícitas, si bien con anterioridad ya había suspendido su lucha con el ejército colombiano de manera unilateral por períodos breves.