PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Jueves 19 de Octubre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

ENERGÍA Chile

Evo Morales inaugura el considerado proyecto más importante de la historia del país

Chile y Bolivia ¿inaugurán una nueva etapa industrial?
Americaeconomica.com / 14-09-2017

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inaugura hoy la primera planta petroquímica del país, que es resultado de una inversión estatal de 953 millones de dólares. Una cantidad que, según estimaciones de la Empresa Estratégica de Producción de Abonos y Fertilizantes que, a su vez, recoge la Agencia Boliviana de Información, se prevé que resultará en la producción de 2.100 toneladas diarias de fertilizantes, amoniaco y Urea.

También en la generación de 200 empleos directos y cerca de 3.000 indirectos. Pero su importancia va mucho más allá de estas cifras, al menos a juicio de las autoridades del país. Así, la planta ubicada en la localidad de Bulo Bulo, en el departamento central Cochabamba, ha sido señalada como un auténtico punto de inflexión en el desarrollo del país y, sin ir más lejos, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, la ha definido como "el proyecto más importante en la historia de Bolivia".

A su juicio, se trata de "un salto cualitativo" por lo que supone de "consolidación de la industrialización". Una valoración en la que, en gran medida, coincide con el gerente de la Petroquímica petrolera estatal YPFB, Mauricio Alvarado quien ha manifestado que su país ingresa así en "una nueva etapa" y está ante "el punto de inicio de la revolución industrial" en Bolivia.

Y que es que, según la opinión del ejecutivo de la empresa petroquímica, con este paso, Bolivia ya no solamente será "un país que va a exportar el gas natural, sino que va a tener un valor agregado en fertilizantes". De hecho, se estima que de la producción de 600.000 toneladas anuales de urea, el 85% se detine a abastecer la demanda del Estado de Matto Grosso, de Brasil para el que esa cifra supondría tan sólo un 33% de sus necesidades. Además, Perú, Paraguay y Argentina también han mostrado interés en acceder a la urea boliviana.

Pero si las expectativas ante la nueva planta boliviana suponen un hito para el país andino, es su país vecino el que protagoniza un punto de inflexión de magnitud regional después de que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, inaugurase esta semana la planta de geotermia de Cerro Pabellón, en Ollagüe, en la región de Antofagasta.

Un proyecto que, según cifras que ofrece el diario El Mostrador de Chile, supone una inversión de 320 millones de dólares y se ha realizó conjuntamente por la empresa italiana Enel y La Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) chilena. Pero que también aquí cobra su gran importancia más allá de ese tipo de detalles.

En este caso, se trata de la primera planta geotérmica de toda Sudamérica y se espera que, a través de sus dos unidades gemelas de 24 MW de capacidad instalada, genere 340 GWh por año, equivalentes a la demanda de consumo anual de casi 165.000 familias.

Un paso con el que Chile aspira a cambiar toda su matriz energética y convertirse en el país que marca tendencia para la región. De hecho, la propia presidenta Bachelet marcó la meta para su país de llegar al menos a un 70% de producción energética gracias a las renovables, sin descartar que la tasa pudiese llegar incluso al 90%.

Además, la mandataria chilena definió la planta como “el tipo de proyectos que le hacen bien a Chile" porque "se crean opciones de inversión, se trae innovación tecnológica, se crean bases para un desarrollo sustentable y suponen una apuesta clara por la formación de capital humano”.