PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Miércoles 13 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

POLÍTICA Brasil

Se presentan nuevos cargos y acusaciones contra Temer

Nuevas semana 'horribilis' para el Gobierno brasileño
Americaeconomica.com / 15-09-2017
Bandera de Brasil

Bandera de Brasil

Se cierra una nueva semana negra para el Gobierno brasileño después de que ayer, el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, presentase dos nuevos pedidos de acusación contra el presidente Michel Temer, como presunto “líder de organización criminal” y por tentativa de “obstrucción a la justicia” en una causa por desvíos de dinero público y privado por unos 150 millones de dólares, según recogen las principales agencias de información.

Nada nuevo por un lado ya que Temer ya había sido denunciado por conceder licitaciones a cambio de sobornos a través de diversos organismos públicos. Pero quizá sí resulta más impactante el carácter sistemático de estos nuevos cargos.

Así, se mencionan a entidades como Petrobras, Furnas, Caixa Económica, el Ministerio de Integración nacional o la Cámara de Diputados” como parte de un esquema en el que Temer es definido "el líder de la organización criminal desde mayo de 2016”, cuando reemplazó a la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, destituida por el Congreso por manipulación de las cuentas públicas, según ha trascendido de las acusaciones de la Fiscalía.

Además, en las acusaciones figuran otros seis dirigentes del PMDB, su partido; incluidos dos de sus principales ministros; Eliseu Padilha, ministro jefe de la Casa Civil, un cargo equivalente al de un jefe de gobierno; y Moreira Franco, secretario general de la Presidencia.

De este modo, aunque Janot ya se salvó de las acusaciones de junio de “corrupción pasiva”, gracias a la mayoría que aún le respalda en la Cámara de Diputados, que rechazó permitir que fuese juzgado por la corte suprema; el descrédito sobre la clase política brasileña sigue incrementándose.

Máxime cuando desde el Gobierno del país carioca se ha intentado restar valor a estos nuevos cargo señalando que Janot, de 60 años, está en los últimos días de su mandato ya que el lunes, entregará el cargo a su sucesora, Raquel Dodge; y que ésta sería una cruzada personal suya.

Pero también a inicios de semana, el juez Luís Roberto Barroso, dirigió nuevas acusaciones contra Temer. O al menos ha autorizado una nueva investigación en torno a el presidente brasileño. Este magistrado sospecha que un decreto que alteró artículos de la ley que rige la actividad portuaria fue una suerte de “favor político” a la empresa Rodrimar.

Por ello, Barroso ha pedido a la Fiscalía General investigar el papel de Temer en la emisión de ese decreto. La base para estas nuevas sospechas es que el decreto, firmado en mayo pasado, habría facilitado negocios de Rodrimar en el puerto de Santos.