PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 17 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MATERIAS PRIMAS Brasil

Por el contrario, en Argentina, las previsiones apuntan a un récord histórico

La USDA enfría las expectativas sobre la cosecha de granos de Brasil
Americaeconomica.com / 02-10-2017

Las estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) han supuesto un pequeño golpe para Brasil al situar las expectativas de producción de su cosecha de granos de maíz para la campaña 2017/18 en 95 millones de toneladas.

Unas cifras que podrían parecer muy positivas al suponer la segunda mayor cosecha de la historia del país; pero que suponen un retroceso desde el ejercicio anterior en que el tercer mayor productor mundial de maíz (por detrás de EE.UU. y China) alcanzó los 98,5 millones de producción.

Sobre todo porque la tendencia, según las previsiones de la USDA, también se extiende a la baja en lo referente al cultivo de soja. En este caso, según las estimaciones del organismo estadounidense, el segundo mayor productor mundial (tan sólo por detrás de EE.UU.) alcanzaría los 107 millones de toneladas en la campaña 2017/18, sensiblemente por debajo de los 114 de la campaña anterior.

Además, estas previsiones suponen enfriar las expecativas en el sector después de que en el último ejercicio se lograse una cosecha que fue un récord histórico ya que vendrían a confirmar que el espectacular incremento del 30,4% respecto a 2016 en la cosecha de cereales, leguminosas y oleaginosas no ha sido todo lo estructural que cabría desear.

Por el contrario, en Argentina, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) ha estimado que la producción de maíz ascendería en este ejercicio a 41 millones de toneladas, con lo que se convertiría en la más alta de la historia del país.

Unas perspectivas que no serían tan favorables en lo referente a la soja ya que, según estas mismas previsiones, Argentina vería recortada por segundo año consecutivo el área destinada a la oleaginosa.

En consecuencia, en cuanto a la producción, la BCBA estima que se situará un 6% por debajo a la obtenida en la campaña 2016/17, en el entorno de los 54 millones toneladas para la presente campaña.