PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Miércoles 18 de Octubre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre El Salvador

MERCADOS Y FINANZAS El Salvador

Tras la reestructuración de la deuda de pensiones que ha realizado el país

S&P declara a El Salvador en "impago selectivo"
Americaeconomica.com / 04-10-2017
Standard and Poor’s

Standard and Poor’s

La calificadora de riesgos S&P Global Ratings, anteriormente conocida como Standard and Poor’s, ha declarado que El Salvador se encuentra en un impago selectivo tras la reestructuración de la deuda de pensiones que ha realizado el país centroamericano.

El Parlamento salvadoreño había aprobado una reforma de jubilaciones que otorga al Gobierno del país más tiempo para pagar su deuda con las administradoras privadas de fondos previsionales y que, hasta la reforma, tenía que pagar hoy mismo, el 4 de octubre.

De ahí, la calificación de SD (por las siglas en inglés que corresponden a selective default) realizada por la agencia internacional de rating, ya que además considera que es un canje de deuda desventajoso al extender los desembolsos de 25 a 30 años, prever un período de carencia y modificar las tasas de interés aplicadas.

En esta línea, la agencia aclaró, a través de un comunicado, que en su opinión "estos cambios son un canje de deuda desventajoso” y que este tipo de ofertas y recompras las considera "analíticamente como una reestructuración de facto y, en consecuencia, como equivalente a un incumplimiento por parte del emisor”.

Por todo ello, la agencia internacional de rating anunció que "según nuestros criterios consideramos a ese cambio, en sus términos originales, como un default"; y añadió que procedía a rebajar "la nota de crédito en moneda local de El Salvador a largo y corto plazo, de CC y C respectivamente a SD".

No obstante, S&P abrió la puerta a una inminente mejora en la calificación de la deuda del país centroamericano al señalar que "una vez concluida la reestructuración, quitaremos la nota SD y le atribuiremos una nueva" lo que "muy probablemente se traducirá en un aumento de la calificación de largo plazo en moneda extranjera y local". Y es que, a pesar de este canje que la agencia considera desventajoso, el resto de bonos que El Salvador posee en el mercado siguen vigentes.

De hecho, desde el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, ha defendido la reestructuración de la deuda por concepto de pensiones como una decisión que, a diferencia de lo señalado por S&P, no es unilateral del poder ejecutivo; sino producto de un acuerdo entre los representantes de tenedores y acreedores, con la participación de las administradoras de fondos de pensiones de carácter privado.

Además, según recoge RT, voces del Gobierno han señalado que la reforma de pensiones y la consiguiente reestructuración de la deuda previsional "ha permitido eliminar el riesgo político y de impago" en el país centroamericano, lo que se ve reflejado "en un alza de precios de los bonos en los mercados internacionales", además de la "protección de los recursos de los trabajadores".

Por ello, estas mismas voces consideran que el riesgo país ha disminuido y que debería llevar a una mejora de las perspectivas crediticias.