PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Domingo 17 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Venezuela

TELECOMUNICACIONES Venezuela

Permitirá a la nación sudamericana mejorar su producción agrícola

China pone en órbita su tercer satélite para Venezuela
Americaeconomica.com / 09-10-2017
Bandera de China

Bandera de China

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha celebrado hoy el lanzamiento del tercer satélite fabricado en China enfatizando que, gracias a él; su país podrá contar con información oportuna sobre diagnóstico de suelos con fines agrícolas y mineros, recursos hídricos, localización de cultivos ilícitos, levantamiento cartográfico y control de daños ambientales y de vialidad.

Pero, sobre todo, se trata de un paso más que muestra la dependencia cada vez mayor del país sudamericano hacia China y Rusia, en las grandes áreas estratégicas. Una dependencia que ha intentado compensar en las últimas semanas con la firma de una serie de acuerdos con aliados 'no convencionales' como India o Turquía.

De hecho, el lanzamiento del mencionado satélite es parte de un proceso de cooperación binacional entre Pekín y Caracas que tiene sus raíces en 2008 con el establecimiento de un fondo a través del cual el gobierno venezolano ha recibido ya más de 62.000 millones de dólares.

Un importe que, también aquí, al igual que sucede con Rusia, satisface a través de pagos con petróleo o de la cesión de activos relacionados con la industria del 'oro negro'. Y, precisamente, en aquel 2008, llegó al espacio el primer satélite de Caracas de fabricación china.

El costo de aquel dispositivo fue de 241 millones de dólares, y se requirió una inversión adicional de 165 millones de dólares para la construcción de dos estaciones de control en dos regiones del país, ya que su propósito esencial fue el de permitir la cobertura en telecomunicaciones, particularmente en las zonas aisladas que entonces no contaban con sistemas de telecomunicaciones.

Ahora, este nuevo lanzamiento se produce cinco años después de la puesta en órbita del segundo satélite venezolano, que según recoge el diario La Jornada, ya ha visto culminada su vida útil y cumplió un propósito similar al que se acaba de lanzar.