PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Miércoles 13 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Mundo

MERCADOS Y FINANZAS Mundo

Las sitúa ahora en el 1,2% para el conjunto del ejercicio, dos décimas por encima de su previsión anterior

El FMI mejora sus perspectivas para América Latina
Americaeconomica.com / 10-10-2017
FMI

FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha incrementado su previsión de crecimiento para América Latina en décimas sobre su previsión de julio, situándola ahora en el 1,2% para el conjunto del ejercicio; mientras que para 2018 mantiene su estimación de un incremento del 1,9% en la actividad económica.

Desta la previsión para Brasil, no sólo por ser la mayor economía de la región lo que explica gran parte de la mejora; sino porque el país carioca se vería beneficiado según el Fondo de un aumento en su consumo interno y de un gran incremento de las exportaciones gracias, en gran parte, a una muy buena cosecha de granos.

Así, la economía brasileña crecería según el organismo con sede en Washington D.C. un 0,7% en 2017, cuatro décimas más de lo estimado antes del verano y el año que viene su expansión alcanzaría el 1,5%, dos décimas más de lo estimado en julio.

En Argentina, el Fondo también prevé un repunte del crecimiento repunte hasta el 2,5% en 2017, tras la recesión del año pasado ya que espera que los salarios reales suban e incentivan el consumo; que la inversión se vea beneficiado por las obras públicas, y que las exportaciones se benefician de una mayor demanda externa.

En el caso de México también ve elevada del 1,9% al 2,1% su previsión de de crecimiento económico para este 2017; si bien ve recortada en una décima su pronóstico para 2018, que baja hasta el 1,9%.

En el lado contrario de la balanza, la intensificación de la crisis en Venezuela se ve reflejada en una contracción de su PIB superior al 10% para este año a medida que la producción de petróleo disminuye y la incertidumbre aumente todavía más.