PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Miércoles 22 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

MERCADOS Y FINANZAS Chile

La representación andina se ubicará en Tokio y actuará como puente con todo el continente

Chile abre su primera oficina asiática de promoción de inversiones
Americaeconomica.com / 18-10-2017
Bandera de Chile

Bandera de Chile

En lo que es una confirmación más de que América Latina mira cada vez más hacia el otro lado del Pacífico, Chile ha anunciado la apertura de su oficina de promoción de inversiones en Japón. Un auténtico hito al tratarse de la primera de este tipo del país andino en el continente asiático.

Chile busca, con iniciativas como ésta, atraer la inversión de las empresas niponas a su país; pero también que la oficina actúe como puente con entidades de todo el continente asiático. E incluso, en un movimiento en el que coincide con otros paises latinoamericanos como México, impulsar el Tratado Transpacífico de Libre Comercio (TTP, por su siglas en inglés) o lo que queda de él después de la salida de EE.UU.

Por todo ello, se encuentra en Tokio una delegación chilena público-privada encabezada por el expresidente Eduardo Frei, por la responsable de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Paulina Nazal, y por el director de la agencia de promoción de inversiones InvestChile, Carlos Álvarez.

Este último, en declaraciones que recoge la agencia EFE, ha señalado en esta línea que “el principal propósito de nuestra visita es dar un impulso a nuestro esfuerzo de promoción de inversiones en Chile”. Además, Álvarez incidió en que están “convencidos de que existe potencial para atraer aún más inversión japonesas” y mencionó una serie de sectores con “gran margen de crecimiento” y “muy interesantes para las empresas niponas”.

En concreto, el directivo de la agencia de promoción de inversiones chilena se refirió a los de servicios de tecnologías de la información, de equipamiento para minería, al sector agroalimentario -y en particular los productos “gourmet” y los “ingredientes funcionales”-, al de la energía solar y al del turismo “de intereses especiales”.

Además, con vistas a concretar acuerdos entre empresas, los representantes del sector público-privado del país latinoamericano han participado en un seminario de inversiones destinado a buscar oportunidades de negocio para ambas partes, en el que estuvieron presentes más de 250 empresarios nipones y chilenos.

Por su parte, Frei, quien es además, embajador especial para Asia-Pacífico, destacó que las empresas japonesas “han sido grandes inversionistas en Chile” y definió como “relación muy fluida” la que existe entre ambos países, en unos momentos en los que se cumplen 120 años de relaciones bilaterales.

Con todo, el intercambio comercial entre Chile y Japón ha caído en los últimos años y, en 2015, no llegó a los 7.500 millones de dólares, después de superar los 12.000 en 2011. Entre las principales exportaciones chilenas a Japón se encuentran el cobre, la trucha y el salmón, las partículas de madera, el litio y el molibdeno; mientras que las niponas al país andino constaron sobre todo de automóviles y autopartes, neumáticos y equipamiento de minería y construcción.

Aún así, Japón es actualmente, después de China, Estados Unidos y la Unión Europea, el cuarto socio comercial de Chile; y el cuarto mayor inversor, con un total de 9.702 millones de dólares acumulados entre 1974 y 2013.