PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Miércoles 22 de Noviembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Brasil

MERCADOS Y FINANZAS Brasil

Temer anuncia un multimillonario programa de inversiones para paliar el descontento

Entra en vigor la reforma laboral brasileña
Americaeconomica.com / 13-11-2017
Trabajadores

Trabajadores

Tras cuatro meses de su aprobación, la reforma laboral brasileña ha entrado en vigor este fin de semana, en un clima caracterizado por el descontento y las manifestaciones de los trabajadores y sindicatos del país carioca. Quizá por ello, el presidente no electo, Michel Temer, ha anunciado en los últimos días un multimillonario programa de inversiones.

Las nuevas normas dan prioridad, por encima de la ley, a los acuerdos que los sindicatos puedan alcanzar con las empresas en asuntos como la flexibilización de la jornada laboral o los salarios. Además, permite nuevas formas de contratación, como el trabajo intermitente por días u horas, el trabajo desde casa o que las empresas puedan disponer de trabajadores para actividades adicionales sin tener que incluirlos en nómina.

Una serie de medidas que la Central Única de los Trabajadores (CUT), la mayor unión sindical del país, considera que, en un contexto de 13 millones de personas desempleadas, tan sólo servirán para recortar derechos. Por ello, el viernes promovió manifestaciones en decenas de ciudades de Brasil.

Y también ha puesto en marcha una campaña para que la población firme una petición que de respaldo a una ley de iniciativa popular que pueda anular la reforma. Todo ello con el presidente Temer en mínimos históricos de popularidad, situada en el 3%, y con las Cámaras legislativas preparándose ya para la reelección.

Así, Temer ha intentado aplacar el descontento con el anuncio de que miles de obras paralizadas por la crisis, hasta 7.439 proyectos, se finalizarán gracias a una inversión de 130.000 millones de reales (unos 40.000 millones de dólares). Entre ellos, se incluyen viviendas sociales, carreteras u obras de generación de energía, movilidad urbana e infraestructura en defensa y saneamiento.

Petrobras, la petrolera de capital mixto situada en el epicentro del escándalo de desvíos de fondos que golpea a la élite política y económica brasileña, aportará 58.900 millones de reales; mientras que otros 42.100 millones saldrán del presupuesto nacional. El resto de entidades públicas como la Caixa Económica o el banco de desarrollo BNDES.

También Temer ha emprendido una campaña de imagen pública con la publicación hoy de un artículo en algunos de los principales periódicos de la prensa de la región como Clarín o El Universal, en el que reivindica su gestión "basada en una agenda de transformación sin medidas populistas" que está colocando a Brasil "de vuelta en su rumbo" y apoyándose en una serie de cifras macroeconómicas.

Una serie de medidas con las que el presidente no electo, que ya ha anunciado que no se presentará a la reelección, busca un último impulso que le permita sacar adelante antes del fin de la legislatura una reforma de las jubilaciones que los mercados consideran clave, pero que cuenta con cierta resistencia en el Congreso.