PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Viernes 15 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

EL CAFÉ DE LAS ARTES Argentina

Pocas personalidades del mundo de la cultura despiertan tanta admiración en Alemania como el aclamado director de orquesta nacido en Buenos Aires

"Happy Birthday, Maestro": Barenboim celebra sus 75 con un concierto
Almudena de Cabo (dpa) / 17-11-2017
Daniel Barenboim

Daniel Barenboim

Con flores y una calurosa ovación del público puesto en pie, el director de orquesta y pianista Daniel Barenboim celebró su 75 cumpleaños como no podía ser de otra forma, sobre el escenario y al piano.

Pocas personalidades del mundo de la cultura despiertan tanta admiración en Alemania como el aclamado director de orquesta nacido en Buenos Aires, algo que quedó patente ayer por la noche en el emblemático edificio de la Filarmónica de Berlín.

Con el cumpleaños feliz incluido, entonado en inglés por el público al final del concierto, Barenboim recibió también el cariño de los integrantes de su orquesta de la Ópera Estatal de Berlín (Staatskapelle). Uno a uno se fueron acercando a su director para felicitarlo personalmente y entregarle una rosa.

Calificado por el ex alcalde de la capital alemana Klaus Wowereit como "la única estrella mundial" que tiene la ciudad, Barenboim decidió, una vez más, celebrar su cumpleaños arropado por su querido público berlinés.

"Es una maravilla poder acudir a alguno de sus conciertos, especialmente en su papel de pianista", comentó a dpa Anne, una berlinesa de 55 años que suele asistir a las actuaciones de Barenboim.

"Fue una suerte que aceptara encargarse de la orquesta de la Staatsoper. Ha convertido a la capital alemana en el centro de la música clásica en Alemania", agregó sobre su llegada hace ya 25 años a la Staatsoper, de la que es director vitalicio.

Hacer música es el estado natural de Barenboim. "La música siempre tuvo un papel más importante para mí que otras experiencias", recordó recientemente en entrevista con dpa. Sus padres fueron sus profesores. "No conocía prácticamente a nadie que no tocara el piano, en mi concepción infantil todo el mundo tocaba el piano", confesó.

Dentro de esa pasión por este instrumento musical, que se remonta a su infancia, Barenboim deleitó a los presentes al piano con una pieza para piano y orquesta del joven compositor alemán Johannes Boris Borowski, "Stretta", compuesta expresamente para la ocasión a petición del propio Barenboim. Pero no fue hasta después de la pausa, con el concierto para piano y orquesta número cinco de Ludwig van Beethoven, cuando cosechó una gran ovación del público.

Su amigo, el director de orquesta indio Zubin Mehta, con el que comparte una estrecha relación desde que sus caminos se cruzaran cuando eran apenas unos estudiantes en Italia, fue el encargado de dirigir primero a la Staatskapelle, que tocó la pieza "Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel" de Richard Strauss, y después también a él al piano.

Su internacionalidad –posee la nacionalidad argentina, española, israelí y la ciudadanía palestina- se reflejó en el público que acudió hoy al concierto en la Filarmónica. En los pasillos y en la pausa se podían escuchar, además de alemán, inglés, francés, japonés e incluso coreano.

"Me encanta Barenboim. Es un músico excepcional", explicó Hyunjun Park, un surcoreano de 27 años que vive en Berlín desde hace varios meses. "Es muy popular también en Corea del Sur. Estuve en un concierto suyo en Seúl", agregó.

Dentro del compromiso de Barenboim con la música y por sus esfuerzos para luchar contra lo que él considera un déficit musical preocupante, la recaudación del concierto irá para las escuelas musicales para niños que Barenboim fundó en 2005 dentro de su idea de "educar a través de la música".

El concierto del miércoles por la noche puso el broche de oro a un día en el que las felicitaciones se sucedieron desde primera hora. "Conocido por su extraordinario talento musical y por una impresionante carrera como pianista y dirigente que lo hizo famoso: ¡Felicitamos a Daniel Barenboim por su 75 cumpleaños!", escribió el Ministerio de Cultura alemán en su cuenta de Twitter.

"Happy Birthday, Maestro!", escribió por su parte en un comunicado la nueva sala de música de Berlín Pierre Boulez Saal, que forma parte de la nueva Academia Barenboim-Said, para músicos árabes e israelíes, con la que eleva a una nueva dimensión la idea de la música como vehículo de entendimiento.

Lejos de lo que puedan pensar muchos, Barenboim no tiene pensado retirarse a corto plazo, sino que mientras siga estando en forma seguirá sobre los escenarios, como él mismo se encargó de recordar recientemente, porque según dice, hace lo que le gusta.