PUBLICIDAD
Año XVIII - Madrid, Martes 12 de Diciembre de 2017
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Chile

MERCADOS Y FINANZAS Chile

Un comportamiento que se debería a que los inversores consideran que ayer hubo "una sobrereacción”

La Bolsa chilena recupera la normalidad
Americaeconomica.com / 21-11-2017
Bandera de Chile

Bandera de Chile

La Bolsa de Santiago de Chile ha abierto hoy con un fuerte rebote, tras una jornada negra en la que su principal índice se derrumbó casi un 6% tras los resultados de las elecciones presidenciales. Así, el IPSA ha tenido en su apertura una subida de más del 2%.

De hecho, el índice que agrupa a las 40 principales entidades que operan en el mercado de renta variable con sede en la capital chilena se encuentra ya a punto de recuperar la barrera clave de los 5.200 puntos que perdió en la sesión de ayer.

Un comportamiento que, según los analistas consultados por el Diario Financiero de Chile, se debe a que consideran que ayer hubo "una sobrereacción” de los inversores ya que “cualquier candidato que gane la presidencia en la segunda vuelta de diciembre tendrá que cortejar al centro lo que resultará en estabilidad de las políticas”.

Sin embargo, este análisis no es compartido por el conjunto de los analistas. Por ejemplo, desde "The Economist" se ha apuntado que "con los inesperados resultados de las elecciones, la nación entra en un período de incertidumbre desacostumbrado".

Además, la revista de negocios señala que la sorpresa que trajo el proceso electoral, provino de los extremos de la política nacional y que, en este escenario, una de las mayores dudas que enfrenta el país, de cara a la segunda vuelta, es hasta qué punto dichos sectores influirán en el próximo gobierno.

La revista concluye su análisis de hoy afirmando que los inesperados resultados reflejan que “uno de los países más estables y prósperos de América Latina está entrando en un período de incertidumbre desacostumbrada”.