PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 18 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Mundo

Integracion Mundo

El Acuerdo Marco de Asociación Intrarregional contendría aspectos comerciales, políticos y de cooperación

Inminente el acuerdo entre la UE y Mercosur
Americaeconomica.com / 11-12-2017
Bandera de la Unión Europea

Bandera de la Unión Europea

Al fin, después de 22 años de negociaciones, parece que esta vez sí, la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (Mercosur) se encaminan a firmar esta semana en Buenos Aires un acuerdo marco que, si bien todavía no está claro qué nivel de concreción tendrá en cuanto a reducciones arancelarias, marcaría el punto de no retorno de cara a la concreción inminente de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los dos bloques.

Para ello, ha resultado providencial la negociación que han mantenido durante las últimas horas el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie, y sus pares de Brasil, Aloysio Nunes; Paraguay, Eladio Loizaga, y Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, con la comisaria de Comercio de la Comisión Europea (CE), Cecilia Malmström, con quien, tras analizar los resultados de la última ronda de negociaciones que tuvo lugar la semana pasada en Bruselas, habrían acordado un nuevo impulso.

Así, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, ya ha dado por hecho, en declaraciones al diario El País de Uruguay, que durante los encuentros que tienen lugar esta semana en Buenos Aires con motivo de la reunión anual de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se concretará la firma de dicho acuerdo de entendimiento que, según el diario argentino La Nación, se llamaría Acuerdo Marco de Asociación Intrarregional y contendría aspectos comerciales, políticos y de cooperación.

No obstante, los ajustes finales se concretarían en la cumbre de presidentes del Mercosur que tendrá lugar en Brasilia entre el 21 y el 22 de diciembre. La discrepancia fundamental reside aún en que Mercosur busca que la UE acepte subir su oferta sobre la cantidad de etanol y sobre las 70.000 toneladas de carne vacuna anuales que ofrece al bloque del Sur; mientras que el bloque europeo pretende conseguir una reducción en los años en que sus bienes industriales tendrían vedado el ingreso en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil.

En este sentido, Mercosur estaría dispuesto a realizar concesiones para la apertura gradual en un plazo de 15 años en función del tipo de bien y, en particular, lo haría en bienes vinculados a la informática y a la industria automotriz. Algo que se explica porque los países de este bloque comercial de América del Sur buscan también concesiones en otros terrenos que le permitan convertirse en una “plataforma” de inversión externa con vistas a la apertura comercial que resulte de la asociación birregional.

Con todo, también será necesario llegar a acuerdos en materia de propiedad intelectual y en lo referente a las "indicaciones geográficas" ya que la UE busca una protección especial para productos cuyos nombres hacen referencia a regiones de Europa como el champagne, el queso roquefort, o el queso parmesano.

Por ello, el gobierno uruguayo, por ejemplo, por medio de la Dirección Nacional de Propiedad Industrial, ya ha hecho pública la lista de indicaciones geográficas que la UE pretende proteger y ha abierto un mecanismo de consulta para que se expresen las industrias y los productores nacionales que utilizan esos nombres.

El acuerdo que negocia la UE con Mercosur equivaldría, por volumen de intercambios, a 5 veces el que se acaba de concretar con Japón. Y dentro de la UE, Alemania, España e Italia aparecen como los países más proclives a sellar un acuerdo con el bloque sudamericano; mientras que Francia, Irlanda, Polonia serían los más reticentes.