PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Sábado 20 de Octubre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Mundo

MERCADOS Y FINANZAS Mundo

Contenido patrocinado

Ventajas y desventajas de la reunificación de deudas
Americaeconomica.com / 02-01-2018
Piezas de un puzzle

Piezas de un puzzle

Seguramente hayas oído que la reunificación de deudas es la mejor solución para cualquiera que esté sobrepasado por las deudas, pero está afirmación es un poco arriesgada. En finanzas siempre hay que tener en cuenta la situación específica del usuario en cuestión.


Por eso, aquí vamos a darte las principales ventajas y desventajas de la reunificación de deudas con la intención de que, de esta manera, puedas valorar mejor tus opciones.


Ventajas de la reunificación de deudas


La reunificación de deudas supone pedir un gran préstamo para pagar una cuota menor por tus deudas al mes. Con ese gran préstamo devuelves todas las deudas anteriores y, a partir de ese momento, solo tendrás que pagar una única cuota que será menor al total de la suma de cuotas que pagabas. Esto quiere decir:


1. Tendrás más dinero disponible cada mes, con lo que es posible que puedas ahorrar algo.


2. Al tener menor cuotas mensuales, es más difícil (de hecho solo tendrás una así que será casi imposible) que se te olvide pagar tus obligaciones mensuales con las deudas.


3. Al ser una cuota menor, será mucho menos probable que necesites volver a pedir préstamos rápidos para conseguir efectivo.


4. Cuando hayas conseguido ahorrar dinero, puedes hacer pagos anticipados totales y parciales, lo que reducirá el número de meses a pagar o la cantidad mensual que estás pagando.


En resumen la reunificación de deudas te da más libertad y flexibilidad para gestionar tus ingresos regulares, ya que al usar una menor proporción de tu sueldo en las cuotas de los préstamos, tendrás más dinero disponible cada mes.


Pero, como todo, también tiene sus desventajas.


Desventajas de la reunificación de deudas


Pagar una cuota menor al mes implica pagar durante más tiempo. Por tanto, puede que la cantidad total a pagar sea mayor en el largo plazo, aunque eso sí, será más cómoda.


Además, algunas desventajas importantes son:


1. Necesitarás una hipoteca y/o un avalista.


2. La operación de reunificación en sí puede tener comisiones, generalmente los normales asociados a una hipoteca.


3. Tendrás que pagar las comisiones de cancelación de los préstamos que tenías anteriormente.


4. Tener más dinero disponible cada mes puede hacer que lo malgastes. Necesitas fuerza de voluntad.


5. Es tu última oportunidad. Si la reunificación no sale bien probablemente perderás el bien hipotecado o el acreedor irá contra tu avalista.


¿Cuándo interesa una reunificación de deudas?


Como decíamos esta pregunta no tiene una respuesta general. Lo mejor es que siempre acudas a un asesor financiero para responderla. Pero bueno, aquí tienes algunas cosas sobre las que reflexionar:


En primer lugar, probablemente necesites tener un bien cuya hipoteca te permita devolver todos tus préstamos. Si no es así, seguramente no te interese.


Además debes considerar que tienes que estar seguro de que, tras la reunificación, te quedará una cuota asequible que vas a poder pagar sin problemas. Si no es así, podrías perder el bien hipotecado, en cuyo caso quizá te interesase más ponerlo a la venta ahora y con el dinero que saques pagar los préstamos.


De nuevo, esto es algo en lo que tu asesor te debería poder ayudar. Por cierto, no acudas al del mismo banco que te ofrece la reunificación de deudas, consulta a uno independiente que no tenga un conflicto de intereses porque te va a vender el producto financiero que el mismo te recomiende.