PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Jueves 18 de Enero de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Cristina Fernández reabre la guerra con “Clarín” y “La Nación” y habla de nacionalizar medios

Americaeconomica.com / 21-10-2010
El Gobierno de Argentina ha presentado hoy en el Parlamento el anteproyecto de Marco de Regulación para la Producción y Comercialización de papel para periódicos. El documento busca limitar el margen de maniobra de los diarios 'Clarín' y 'La Nación', accionistas mayoritarios de la empresa que lo distribuye y que, según la presidenta Cristina Fernández, mantienen “rehenes” a los demás medios del país. Fernández ha asegurado que la nacionalización de los medios sería un ejercicio de responsabilidad con los argentinos.

Según Fernández, el hecho de que los diarios mencionados controlen la empresa Papel Prensa, de la que el Estado posee el 27%, que distribuye el papel a los rotativos de todo el país, es un atentado contra la democracia y a la libertad de expresión. La presidenta argentina mantiene un pulso con el Grupo Clarín desde que el diario del mismo nombre arremetiese contra su Gobierno en las protestas de agricultores en 2009.

"En cualquier democracia a los que logran aprovecharse de su posición dominante se los llama monopolio", aseguró Fernández, que consideró que “Clarín” y “La Nación”, con un 49 y un 22% de las acciones de Papel Prensa respectivamente, “tienen de rehén" a la competencia por su capacidad de influir sobre el suministro y el precio de esta materia prima. Aseguró que varios diarios minoritarios que se mostraron favorables a la regulación que el Gobierno impulsa, sufrieron falta de papel pese a haberlo pagado por anticipado.

Por otra parte, la presidenta argentina ha declarado que sería buena la nacionalización de los medios de comunicación para que dichas empresas adquieran conciencia nacional y defiendan los intereses del país. Se ha quejado abiertamente de que los medios del país no sean más corporativos con su Gobierno como lo son en otros países, donde se “tapó, ignoró y muchas veces fueron cómplices de la política de entrega y subordinación sin decir una sola palabra ni sacar una fotografía’.