PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Viernes 27 de Abril de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

El peronismo se vuelve contra Cristina Fernández en la aprobación del Presupuesto argentino

Americaeconomica.com / 17-11-2010
Los diputados del Partido Judicialista de Argentina, actualmente en el poder, no han logrado alcanzar un acuerdo para aprobar el Presupuesto del Estado para el 2011. Las luchas internas dentro del mismo, con un claro sector disidente que se ha dado en llamar judicialismo federal liderado por figuras de importancia como Duhalde o Francisco de Narváez, han dejado al descubierto las dificultades que la presidenta Cristina Fernández tiene incluso dentro de su propio partido.

El ejecutivo argentino se verá obligado a extender, si finalmente no puede aprobar el proyecto antes del 30 de noviembre como tenía previsto, los presupuestos de 2010 para el próximo año. La tensión es tan palpable dentro del oficialismo, que el diputado Agustín Rossi ha asegurado que “la presidenta de la Nación se convirtió en la primera presidenta de la democracia sin presupuesto".

La oposición, que ya había anticipado que no daría quórum para el debate, rechaza la iniciativa porque sostiene que las proyecciones de inflación, crecimiento y recaudación impositiva son "poco creíbles". También cuestiona el uso de unos 7.500 millones de dólares de las reservas del Banco Central para el pago de deuda que contempla el proyecto. La oposición considera que el presupuesto que presenta el oficialismo es falso, porque los números que sostienen al presupuesto se basan en una estimación de ingresos que es falsa.

Después de la muerte de Néstor Kirchner, ex presidente y marido de Cristina Fernández, se paralizó el debate sobre quien había de presentarse, representando al Partido Judicialista, en las elecciones de 2011. Las diferencias entre Kirchner y el sector federal eran patentes antes de su muerte, unas diferencias que continúan vigentes a día de hoy. Pese a las dificultades, o tal vez gracias a ellas, Cristina Fernández ha logrado mantener una aceptación importante dentro de la sociedad argentina, algo que podría ir perdiendo si dentro de su partido continúan estas disputas.