Año XIX - Madrid, Miércoles 21 de Noviembre de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

Evo Morales intenta recuperar la confianza de las petroleras internacionales

Americaeconomica.com / 05-01-2011
El proyecto indigenista del presidente de Bolivia, Evo Morales, parece haber topado de frente con la realidad económica. Por eso, el mandatario, que un día acusaba a las compañías petroleras internacionales de intentar aprovecharse de las riquezas del país y expoliar al pueblo, ahora parece haber comprobado el poder de generación de riqueza de dichas empresas. Por eso, comienza a cambiar su discurso y quiere atraer a estas firmar al país.

En este sentido, el gobierno de Evo Morales ha ofrecido a las empresas privadas reembolsar la totalidad de la inversión realizada en exploraciones en el país, con la condición de que tengan descubrimientos exitosos de gas o de petróleo. En el caso de que los resultados sean negativos, será la empresa privada la que correrá con dicha inversión.

Esto es lo que ha comunicado el presidente de la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas. Quien ha añadido que la mayoría de las compañías que operan en el país andino han aceptado dicha propuesta.

Será la propia YPFB la que, a través de una Sociedad Anónima Mixta, devolverá el cien por cien de la inversión realizada en la fase de exploración en el caso de que la misma tenga un resultado satisfactorio y encuentren carburantes en el suelo boliviano.

Esta iniciativa tiene el objetivo de incentivar la exploración de carburantes líquidos. Además, el gobierno de Evo Morales estudia otras medidas de estímulo con el propósito de aumentar la producción nacional de gas y de petróleo.

Entre ellas, un incremento en el pago a las compañías por cada barril de petróleo producido. En la actualidad, debido a la subvención del gobierno a los carburantes vigente desde el año 2006, el barril de crudo cuesta en Bolivia sólo 10 dólares (7,48 euros), mientras que en el mercado internacional ronda los 90 dólares (67,4 euros). Esto responde a la necesidad de las petroleras de tener ganancias y no sólo recuperar sus inversiones.

Los mensajes de Evo Morales se han producido una semana después de que el mandatario boliviano intentara eliminar las subvenciones sobre los carburantes, lo que desembocó en una auténtica rebelión de los ciudadanos. El pasado 26 de diciembre, el presidente estableció un decreto que elevaba hasta en un 82% el precio de los combustibles, en una medida que resultó tremendamente impopular. La presión social obligó a Morales a anular dicho alza cinco días después. Ahora, busca la forma de llevar a cabo la que él considera necesaria subida del coste para sanear la economía del país.