PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Lunes 16 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

MATERIAS PRIMAS Bolivia

YPF y Petrobras se unen para explorar gas en Bolivia

Americaeconomica.com / 03-03-2011
La argentina YPF, filial de la española Repsol, y la brasileña Petrobras han firmado un acuerdo con la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), para la exploración de hidrocarburos en seis áreas del sur de Bolivia. La situación es cuanto menos curiosa. Hace 5 años, durante el proceso de nacionalización del sector de hidrocarburos del país, el presidente boliviano Evo Morales envió a las Fuerzas Armadas a tomar los 56 campos petroleros que gestionaban ambas compañías, imagen que dio la vuelta al mundo.

El objetivo de la alianza es acabar con el déficit que produce el petróleo en estas zonas, y que se ha convertido en un lastre para las arcas del estado desde 2005. También buscan eliminar el llamado “gasolinazo” decretado el pasado 25 de diciembre por el gobierno de Evo Morales.

Ambas compañías asumirán todas las inversiones y gastos de la ejecución de los convenios, y tienen un plazo máximo de doce meses para entregar los resultados de sus estudios. El director de nuevas áreas de YPFB, Alejandro Jotayán, aseguró que “el acuerdo con Bolivia es un hito para YPF, que vuelve a internacionalizarse”.

Mientras que el director de Petrobras Bolivia, Claudio Castejón, insistió en que su compañía seguirá con su plan de invertir en el país. Con este acuerdo, Bolivia ha conseguido que los gigantes del sector se interesen en la exploración de hidrocarburos de la zona sur, y se aumenten las reservas de gas.

Hace 5 años, el presidente boliviano Evo Morales mandó nacionalizar el conjunto de los recursos hidrocarburíferos del país e instruyó a las Fuerzas Armadas (FFAA) tomar los diferentes campos petroleros. En total fueron 56 yacimientos expropiados, que gestionaban Repsol y Petrobras. Ahora, el Gobierno, condicionado por la falta de ingresos, cambia de parecer y pide a las compañías del sector de los hidrocarburos que vuelvan a invertir en Bolivia.