PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Miércoles 18 de Julio de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Bolivia

POLÍTICA Bolivia

Los sindicatos bolivianos mantienen su rechazo a la subida salarial del 10% que les propone Evo

Americaeconomica.com / 15-03-2011
La Central Obrera Boliviana, acusada habitualmente de ser afín al Gobierno de Evo Morales, se ha mostrado reticente a aceptar ahora la subida salarial propuesta desde el ejecutivo. Pedro Montes, su secretario ejecutivo, ha anunciado que el sindicato estudiará medidas de presión contra del decreto supremo 809, que establece un incremento salarial del 10% para maestros, personal sanitario, policías, militares y el sector privado. A su vez, ha acusado al Gobierno de burlarse de ellos.

“Nosotros siempre hemos demostrado nuestra responsabilidad y puntualidad, ellos no lo han hecho así, casi siempre ha sido una burla,” apuntó Montes, que anunció una reunión urgente para este martes de la dirigencia del sindicato para determinar medidas de presión, entre las que podría encontrarse la ´salida a la calle en manifestación pública. Rechazan el decreto sobre subida salarial entregada por el Gobierno, que especifica una subida del 10% para diferentes sectores económicos del país.

“La COB se siente totalmente marginado, burlado, atropellado (sic) y esas cosas necesariamente van a producir posibles conflictos y nosotros hemos querido evitar cualquier situación”, expresó Montes. Mientras tanto, el ministro de Trabajo, Félix Rojas, descartó la pasada semana que se vaya a negociar la cuantía de la subida. Advirtió a los trabajadores que "pedir la revocación del incremento significaría que no quieren aumento y quisieran recordar los tiempos del neoliberalismo 2004,2005 cuando los incrementos eran cero."

Mientras el sindicato y el Gobierno debaten sobre la subida salarial, los transportistas continúan manifestando su intención de subir los precios de los servicios que prestan. Medida rechazada por el Gobierno, que pretende cambiar la legislación para dar a los ayuntamientos la potestad de regular dichos precios, ha llevado a los transportistas a amenazar con paros nacionales y bloqueos de carreteras, algunos de los cuales ya se han llevado a cabo.