PUBLICIDAD
Año XIX - Madrid, Domingo 20 de Mayo de 2018
buscar
americaeconómca
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre Argentina

POLÍTICA Argentina

Argentina aprovechará la cita del G-20 para promover el canje de su deuda

Americaeconomica.com / 04-11-2009
El ministro de Economía argentino, Amado Boudou, estará presente en la próxima reunión del G-20 que tendrá lugar este fin de semana en Escocia. Allí tendrá un nuevo encuentro con el titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss Khan, en busca de acercar posiciones sobre el tema de la demorada revisión que lleva pendiente de conclusiones desde 2001.

Desde hace meses, Argentina negocia con el Fondo Monetario su retorno a las revisiones periódicas de las cuentas públicas. Algo a lo que no se somete desde 2006.
Boudou estará acompañado en Escocia por el secretario de Finanzas del gobierno Bonaerense, Hernán Lorenzino. Este último ha insistido en que su país quiere sólo una revisión técnica; un intercambio de información estrictamente económica.

En este sentido, ratificó que el Gobierno de Cristina Fernández, se opone a que los técnicos del Fondo Monetario mantengan reuniones con dirigentes políticos o difundan opiniones sobre la situación de las cuentas públicas y la economía argentinas.

A mediados de octubre, el ministro de Economía anunció una próxima oferta para refinanciar bonos en mora por unos 20.000 millones de dólares en manos de acreedores. Los mismos que rechazaron el canje de 2005, con el que Argentina salió del cese de pagos de 2001, el mayor de la historia, con una cuantía de unos 102.000 millones de dólares.

Respecto a esto, el Parlamento argentino estudia una ley que permitirá llevar adelante el canje de los bonos que están en manos de fondos de inversión especulativa y acreedores estadounidenses, europeos y japoneses.
La oferta para refinanciar la deuda en mora será delineada en base a una propuesta de los bancos Citibank, Barclays y Deutsche Bank, y que representa a acreedores con bonos por 10.000 millones de dólares.

Boudou ha dado a entender que la rebaja sobre el capital adeudado que deberán aceptar los acreedores será mayor al 65%, dato que convalidó en 2005 el 76% de los tenedores de bonos que entraron en mora en 2001.

Desde el gobierno argentino se trabaja en el desarrollo de una estrategia legal, con el objetivo de reducir al máximo las posibilidades futuras de reclamo de todos aquellos bonistas que no quieran participar de esta nueva operación financiera.

Una de las ideas que tiene en mente el ministro de Economía, Amado Boudou, es la de aplicar en el canje de deuda un esquema legal similar al que se aplica en el sector privado, en las reprogramaciones de deuda corporativas.

En estos casos, muchas empresas eligen la vía del acuerdo preventivo extrajudicial (APE) para negociar con sus acreedores. El APE es una especie de pacto entre deudor y acreedor que establece que, una vez lograda la adhesión de una mayoría, el acuerdo de canje es obligatorio para todos los acreedores, incluso los que no aceptaron. De esa manera se evitan potenciales juicios futuros impulsados por los titulares de los bonos.