Semanario
de información económica y financiera

SECTORES

ACTUALIDAD
MACROECONOMICA

AGRICULTURA
PESCA Y GANADERIA

BANCA Y
SEGUROS

ENERGIA
PETROLEO
Y MINERIA

INDUSTRIA Y
COMERCIO

INTEGRACION
ECONOMICA

PRIVATIZACIONES

REGIONAL

TRANSPORTES Y
COMUNICACIONES

TURISMO Y OCIO

FINANZAS Y
MERCADOS


Lunes, 24 de enero de 2000.

El nuevo presidente de Ecuador ya tiene gabinete

Los artífices del golpe de Estado contra Mahuad serán juzgados

El nuevo presidente de Ecuador, Gustavo Noboa, ya ha designado a siete de los miembros de su gabinete. Los nuevos ministros son Francisco Huerta Montalvo (Gobierno), Roberto Hanze Salem (Educación), Fernando Bustamante Riofrío (Salud), José Macchiavelo (Obras Públicas), Raúl Patiño Aroca (Bienestar Social), Rocío Vásquez (Turismo) y Marcelo Santos (Secretaría General de la Administración).

El mandatario afirmó que el resto de los ministros será dado a conocer en las próximas horas y que "la primera sesión del Gabinete se realizará el próximo martes 25 de enero".

Asimismo, Noboa anunció ayer la eliminación de los denominados "superministerios" de la Producción, de Economía y de Desarrollo Humano.

Mahuad, destronado. Noboa accedió al sillón presidencial el pasado 21 de enero, cuando el hasta entonces presidente, Jamil Mahuad, fue derrocado por voluntad popular. Durante toda la semana pasada, los indígenas solicitaron la renuncia de Mahuad y su gabinete para instaurar un "gobierno popular" y el pasado viernes ocuparon el Congreso. Las Fuerzas Armadas decidieron unirse a las demandas indígenas y propiciaron un golpe de estado que terminó con la presidencia de Mahuad.

Según Francisco Huerta, nuevo ministro de Gobierno, los coroneles que protagonizaron el golpe de Estado serán juzgados según las leyes militares.

"Todo se juzgará por los tribunales militares, allí no tenemos alternativa. Lamentablemente muchos de ellos son oficiales brillantes pertenecientes a nuestras academias militares, pero insisto, ese tema tiene mecanismos propios de enjuiciamiento en los reglamentos militares", explicó Huerta.

El ministro de Gobierno añadió también que existen sospechas de que funcionarios del Gobierno de Mahuad quisieron dar un golpe de Estado, "un fujimorazo, con todo respeto para Perú (en referencia al auto golpe de Estado del Presidente peruano, Alberto Fujimori) (...) por suerte, la voluntad constitucionalista de las Fuerzas Armadas lo impidió", añadió Huerta.

Por su parte, Juan José Pons, ex presidente del Congreso y fiel a Mahuad, declaró que "es inaceptable que un grupo de sediciosos uniformados contribuyan a la toma del Congreso y se aprovechen de la crisis del país para romper el orden constituido".

Las últimas informaciones apuntan a que Mahuad se encuentra en una quinta de La Armenia (situada a 15 kilómetros de Quito) que es propiedad de Patricio Vivanco, embajador de Ecuador ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El futuro de la dolarización. Las reformas legales para la aplicación de la dolarización en Ecuador y el esquema para la descongelación de los depósitos a plazo han quedado estancadas por el cambio de Gobierno vivido en el país andino. Los detalles sobre el nuevo modelo cambiario, proyectos de ley, descongelación y funcionarios de control nombrados por el Congreso Nacional, así como sobre el directorio del Banco Central serán hechos públicos por Noboa en las próximas horas.

En declaraciones al diario ecuatoriano El Universo, Huerta se refirió a la dolarización diciendo que "un país que pasó de un dólar de 4.000 sucres (0,15 euros) a aproximadamente 28.000 sucres (1,11 euros) tiene que tomar medidas enérgicas para contener tanto el alza devaluatoria como el alza de la inflación".

Con respecto al descongelamiento de los depósitos, el nuevo ministro de Gobierno anticipó que "la voluntad del presidente es solidaria, especialmente con los jubilados (...) Tenemos que tomar un mecanismo que permita que la descongelación no genere un nuevo caos pero que a la vez atienda una necesidad sentida".

Mientras tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) todavía no ha dado su beneplácito al nuevo Gobierno ecuatoriano para poder continuar con los diálogos que llevarían a un acuerdo monetario y a la cooperación técnica para el proceso dolarizador.

Los indígenas. Respecto al problema indígena, Huerta adelantó una política solidaria con ese grupo social y justificó su levantamiento, aunque precisó que no van a aceptar su punto de vista porque no es mayoritario. "Ellos son la nación ecuatoriana. El tema se ha manejado muy mal en toda América Latina, pero tampoco vamos a aceptar que una sola etnia quiera imponernos su cosmovisión, sus derechos son respetables como los de todos y en ese caso conjugaremos nuestros esfuerzos para sacarlos de una situación tremendamente dura", afirmó Huerta.

 

 

CDR 24/01/00

 

 


Consulta
Historica:

Países:



Edita Asesores de Publicaciones S.L.