Martes, 17 de septiembre de 2002

La abstención marca los resultados electorales en Santiago del Estero

El peronismo ha triunfado en los primeros comicios locales que Argentina celebra tras el anuncio de que las elecciones presidenciales tendrán lugar en marzo de 2003. Carlos Díaz, del Partido Justicialista (PJ), ha sido confirmado en su cargo de gobernador de Santiago del Estero. Mercedes Aragonés, esposa de Díaz, será la vicegobernadora.

Los datos todavía no son definitivos, pero los recuentos parciales asignan a Díaz el 73,05% de los votos. Tras él, José Zavalía de la Unión Cívica Radical (UCR), recogió el 12,04% de las preferencias. Más lejos se situaron Héctor Ruiz, del Movimiento Viable con el 6,42% y el candidato de Alternativa para una República de Iguales (ARI), Mario Bonacina, con el 6,38%.

El presidente argentino, Eduardo Duhalde, también del PJ, envió sus felicitaciones a Díaz. Sin embargo, hay un dato que cambia la perspectiva de esta aplastante victoria justicialista y es el fuerte abstencionismo que caracterizó estos comicios. Según datos extraoficiales del Gobierno provincial, sólo fue a votar el 55% de la población con derecho a voto, cuando la media histórica en esta provincia es del 70%. En la capital santiagueña y su vecina La Banda, que concentran a más de la mitad de la población provincial, la mayoría de la gente habilitada decidió quedarse en su casa.

Más que una clara indicación sobre los partidos favoritos, estos comicios parecen indicar una vez más que los argentinos ya no tienen confianza en sus políticos que alguno de ellos pueda cambiar la crítica situación en la que está sumido el país.

RGT MCR

Para más información sobre esta noticia escribir "Elecciones Argentina" en nuestro buscador

 

Edita Asesores de Publicaciones S.L.